4 Las consumidoras y sus padrotes transnacionales

Para ser mejor vistas por la sociedad que las tritura, Para alcanzar sus derechos, Las mujeres en situación de prostitución de la Plaza Tiradentes en Río Diseñan ropa que desnuda Vuestra misericordia que alegre compra Daspu* (*Marca registrada: Das putas: las putas) Y que lucirán las burguesas de la high Tras cobrar con Master Card...

El rojo de la lengua

El humor en la pieza contiene nuestra imagen volcada con soltura, arremolinada por los rincones. Gozoso antojo a pétalos habita mi boca y humedece el aire: muerde a la memoria tu cuerpo abierto. Tu asomo por el cántaro me llama. La medida del deseo, topografía imposible de las sabanas escurriendo audacias. Adivinas mi sueño: sólo...

Tres animales de madrugada

Uno Son las tres y los perros se fueron por el sueño más profundo. Escribo con el cabo de un grafito, poblando el silencio: ¡cuánta alegría le falta a la redondez de la luna! Cuatro Cierro mis ojos para mirar cómo levantas mi alma cuesta arriba. Soy el cometa azul que acompaña los callados desvelos...

3 El Pegajoso

Donde lo dejen se pega al primero que sube. Así sea a la suela del zapato o a la corbata como un fistol del poderoso. Le agrada ser llevado como un parche en el cual se hinquen los codos o las rodillas del jefe. Pegado va a las conmemoraciones. Hace guardia apenas atrás del que...

Brujerías

Las brujas respiran como las estrellas La bruja no plancha Encanta No barre la bruja Resguarda la tierra La bruja no fríe a niños en el caldero Los hechiza pues su teta les consuela No zurce la bruja bocas Canta muy desde ellas Su pócima abre un poema Y prolonga el salario Hasta que la...

Concierto en dos

La flautista respira y el mar responde   Soplos romances el fluir barroco de los ríos   (Registra en la garganta su absorción ansiosa de destellos)   Síncopa   Entra la orquesta de cuerdas prolonga las caricias húmedas como aplausos y bravos   Los solistas vuelven al escenario con el goce en los ojos se...

Si fluye el río

A Bety Cariño, a los y las triquis asesinadas y a doña Enedina, la ejidataria de Atlixco presa política poblana, retenidas todas tantas veces por los incapaces de contener la libertad de los pueblos.   Si fluye su ejemplo como el río, con su memoria podríamos irnos en él y no ser su deriva ni...

2 Los mandamases*

A pesar de usted Mañana ha de ser otro día. Chico Buarque.   usted ha de morir y carecerá de sepulcro cuando en vida lo tuvo todo hasta el punto donde la vista alcanza   usted será retirado en toneles naranjas de basura y desperdicio   su ceniza no habrá de ocupar más lugar que...

José de madrugada

Un hombre de la noche, un hombre sin cielo. José Revueltas*: Una mujer en la tierra.   Anda por las calles desiertas de la ciudad nublada, llovió durante la noche   (Chasquean sus viejos zapatos y le recuerdan -como el picoteo de un pájaro- la carta triste de Van Gogh hecha de brochazos, rasgándole la...