Pulsaciones

Primera Se contrae, se distiende El alma en este arrullo De los pechos que amamantan Con latidos lácteos Estrellas que salpican El cielo. Segunda Uno siente que se deshace El nudo Que se nos salen los adentros Y de inmediato quiere atarlos: Esfínteres amorosos De inocentes soledades Con los que uno aprende El sentido del...

En lo alto del Totonacapan

En lo alto del Totonacapan, un templo católico oprime con las piedras de otros cerros las huellas de un pueblo que saludaba temprano a la luz de las primeras cosas que ascendían por ese promontorio. Abajo, en la cañada, una envejecida neblina de ocho horas se quedó dormida sobre el vaho del río. Por sus...

El amor por los suelos

Tanto del suelo tiene el amor Que se arrastra cuando lo recuerda Que rasca con sus uñas buscándola Que rueda como planeta visitante de la Tierra Acariciándose cada poro con la humedad Que produjeron abrazos antiguos Y la hierbita de los recientes   Al suelo van de boca los amantes Los hombros y las rodillas...

Llanezas

1 El cielo llano inunda la mirada. Se fueron las palomas, no vuela el polen y el viento duerme. ¡Que mi lápiz agriete esta burbuja y te vea! 2 Desmontaron la región, trazaron caminos, extinguieron las veredas. ¿A dónde va tanta piedra? Ya somos una mala copia de los mares de la luna. 3 Da...

Sonámbulo IV

Los sonámbulos hacen y deshacen caminos. Uno va, vuelve y se ovilla en su nido.  Supongo que es así. ¿Y si durante el andar alguien le habla, algo se cae o se tropieza consigo? ¿Se rompe el destino?  El sonámbulo sueña en un laberinto. Sonámbulo V  Los niños sonámbulos llevan sus heridas cada noche hasta...

Yo mismo /Ven luciérnaga

Yo mismo Yo mismo con su nombre en mis labios Juan Gelman Traes en los labios mi nombre y lo guardas callando. Desde los labios me nombras y si ardo soplas. Mi nombre lo mojan tus labios y, a veces, si sientes que te olvido, con una lágrima lo humedeces. Tengo nombre, de ello estoy...

Poesía Lunar*

Uno es diverso como dos siempre es múltiple, tres es la luna.   Muslos ardientes y frescos hemisferios: luna de amantes.   La lengua al rojo, labios amoratados: besos de luna.   Vestida en llamas baila la luna un tango y al sol abrasa.   Dejé de verte y de entenderte, luna, no te amé...

Contracturas

Los puños en los bolsillos y el capitalismo que no ceja   La voz que rasguñan las púas de la garganta   Un hombro más alto que la testa   El halo de dolor por donde gira la mirada   La laja que bloquea al instante   Sólo la pupila abierta ¿incansable?   Larga caída...

El quinto elemento

(Columpio en un verso a verso rudo o emotivo como un lobo aunque a veces sea una triste balada monocorde colgada de los cuernos de un venado) Poco a poco comprendió qué tan tenue era su red, apoyada en el cielo de un lado y en el otro, en un espejo de agua. Ella creía...