Requieren productores de durazno otro tipo de seguro para atenuar pérdidas económicas

Durazno/Foto Internet

Por considerar que el seguro agrícola “es irrisorio” comparativamente con la inversión realizada, Abel Hernández Lima, presidente del Sistema Estatal Produce Durazno, aseveró que ha solicitado al gobierno federal la implementación de otro tipo de indemnización.

Además, refirió que todavía no se ha definido la magnitud del daño provocado por las heladas registradas en enero pasado, pero podría determinarse a finales de este mes o principios de marzo.

“Sí han afectado pero todavía no se ve con claridad porque la flor está brotando, necesitamos esperar unos días más para ver qué tanto es lo que amarra, porque el pistilo, que es el fruto que viene saliendo, en algunas está quemado”.


En términos generales – indicó- el daño es de casi 30 por ciento, aparentemente, en el caso de materiales nuevos, porque en el llamado Oro de Tlaxcala la mayoría ya tenía flor, “por lo que el hielo sí le dio un buen bajón”.

Precisó que en esta variedad podrían existir solo 100 hectáreas, aproximadamente, pues recordó que al paso del tiempo se reduce, debido a que es más propensa a sufrir afectaciones por cuestiones climáticas.

Comparativamente con años anteriores -añadió-, en este los perjuicios a las plantaciones de durazno han sido mayores, por el registro de heladas fuertes, sin embargo habrá que verificar porque hay árboles con flor y con posibilidades de obtener fruto.

“El invierno ha estado muy crudo y esperemos que ya no haya contratiempos, porque apenas va la mitad de los frentes fríos pronosticados, pero todavía su puede salvar este ciclo si ya no se presentan temperaturas muy bajas”.

De corroborar que hubo afectaciones graves, podría requerirse el seguro agrícola, aunque “en ocasiones es más el tiempo que se pierde en los trámites que el apoyo que se recibe, por eso he insistido en otro tipo de aseguramiento”.

Refirió que tanto el gobierno federal como estatal podrían otorgar una indemnización menos burocrática para gestionarla y más amplia, a fin de que el detrimento económico del productor sea el menos.

Hernández Lima apuntó que el año pasado este sector no recibió apoyo por damnificaciones en plantaciones de durazno, pero cuando los han recibido por una cantidad de alrededor de dos mil pesos, “son irrisorios frente a la inversión que se realiza”. Por ello, recalcó que ha solicitado a la Federación una indemnización diferente.