Cornada

Al recibir el Conacyt la Plaza Bicentenario, no renace el arte mudéjar sino la investigación y la innovación tecnológica