Los secretos de la guerra contra las drogas

Equipo Digital ELN, revista Voces, 22 junio, 2020// Comando Central (COCE)

El último Informe de la ONU dice que crece la exportación de cocaína desde Colombia y ésta se mantiene como primer productor mundial, mientras decrece el área de las plantaciones de coca, que es el resultado del ensañamiento contra las comunidades campesinas.

La Guerra contra las drogas decretada por Estados Unidos hace 46 años, la mantienen pese a su evidente fracaso, medido en el constante incremento del consumo en EEUU, que impone un crecimiento de los cultivos de coca en Sudamérica; este aparente contrasentido se explica si se resuelven varias cuestiones:


1. ¿Por qué declaran como objetivo principal al campesino cultivador, si es el eslabón más débil?

Son 5 los eslabones del negocio de las drogas: cultivadores, procesadores, exportadores, distribuidores y consumidores; pero la Guerra de EEUU se centra en los productores, mientras monopoliza el resto de eslabones que son los de más alta rentabilidad. Además, al priorizar sus operaciones militares en los países productores, les permite injerir en sus asuntos internos, con lo que mantienen el plan de Guerra perpetua, que demanda su descomunal maquinaria militar.

Trump le exige al tercer Gobierno de Uribe que realice la aspersión con Glifosato contra los cultivos, pese a la prohibición de las Altas Cortes colombianas; a la vez que bajo la excusa de esta Guerra, escala las agresiones contra el Gobierno de Venezuela, convirtiendo al territorio colombiano en base de estos ataques.

2. ¿Por qué se alían con los Carteles de las drogas, si debían estar en Guerra con ellos?

En los planes de Guerra de EEUU pesa más el objetivo contrainsurgente que el antidrogas, por lo que es histórica su alianza con los Carteles, a los que usa para sus planes bélicos, al estilo de “matar con puñal ajeno”.

En Colombia en los años 90 del siglo pasado, desde Washington encabezaron la alianza con los Carteles menores para destruir al más grande, el de Pablo Escobar y gracias a esta alianza los transformaron en Carteles mayores; lo que demuestra que EEUU desarrolla una política de reproducción de los Carteles.

Ahora en su plan de derrocar al Gobierno de Venezuela, bajo la doctrina de Guerra Híbrida, los EEUU usan los Carteles de las drogas colombianos como los Rastrojos, los Pachencas, los de Marquitos Figueroa y el Ñeñe Hernández, para realizar operaciones abiertas y encubiertas contra la República venezolana, usando la franja fronteriza colombiana como base de tales ataques; en contraprestación tales Carteles cuentan con la aprobación para exportar drogas hacia EEUU.

3. ¿Quiénes son los principales usufructuarios del narco dinero?

Está documentado cómo el dinero de todas las mafias lo blanquean los bancos de las grandes potencias, el de los Carteles colombianos lo absorbe la banca de EEUU y los bancos colombianos; esta operación de lavado de narco dinero, la acompañan con la integración de los nuevos ricos al establecimiento, de la mano de las élites tradicionales, quienes se lucran por apadrinar este ascenso social; está vivo el escándalo del asociamiento de la Vicepresidenta  con un antiguo capo del Cartel de Medellín.

En cuanto a los Carteles que caen en desgracia con los EEUU, estos les ofrecen un paquete de sometimiento a su justicia, en el que les expropian la mayor parte de su fortuna a cambio de penas suaves, una nueva identidad, residencia en EEUU y tener que invertir en empresas estadounidenses. A los jefes del Cartel de Cali les costó 2 mil millones de dólares este acuerdo y al Chapo Guzmán le va a costar 12 mil millones.

4. ¿Qué beneficio extraen al mantener en la ilegalidad el consumo de drogas?

Prohibir el consumo de alcohol o de drogas crea de inmediato mafias de traficantes, dispara los precios, genera altísimas tasas de ganancia -mayores que cualquier otro negocio- y eleva el consumo, porque “lo más prohibido es lo más apetecido”; entonces, si acaban la prohibición, derrumban las tasas de ganancia, esto no lo va a decidir un capitalista genuino.

Una ganancia adicional que obtiene el sistema dominante es el elevado control social que impone la drogadicción en sectores inconformes de la sociedad; son ampliamente conocidas la propagación del consumo de drogas por parte del Gobierno de EEUU entre la juventud rebelde de los años 60 del siglo anterior y en las comunidades negras en los años 80.

5. ¿Por qué no consideran la drogadicción como un asunto de salud pública?

Considerar al drogadicto un enfermo y no un delincuente, implica analizar este problema como un asunto de salud pública y no como EEUU hace hasta ahora, que trata la producción de drogas como un asunto de guerra y da trato represivo a sus ciudadanos consumidores.

Varios estados de EEUU han legalizado el uso recreativo de las drogas, ¿hasta cuándo ese Gobierno y sus seguidores van a considerar que debe ser legal la producción de marihuana y de coca?

Cuando la barricada abre camino

Borroka Garaia //La Haine

El pasado año, en un informe de la OCDE, organismo internacional que agrupa a casi todos los estados burgueses principales, conocido como el “club de los países ricos”, mostraban su preocupación porque “la clase media” se encuentra en declive numérico y de influencia desde la ofensiva capitalista del 2008. A pesar de que las rentas más altas han mantenido y mejorado su buena y privilegiada situación, “la clase media” está menguando a paso acelerado.

La pregunta que puede surgir es a qué viene tanta preocupación de la OCDE por la “clase media”, ya que ese organismo responde a los intereses del gran capital y de oligarquías bien estabilizadas. La respuesta es muy sencilla, el respaldo político y el colchón de apoyo de la clase burguesa, siempre reside en la clase media acomodada que cuanto más amplia y estable sea, más estable será el régimen burgués estatal. Y esa es una de las contradicciones estratégicas del capitalismo a día de hoy; que debido a su esencia depredadora cada vez le cuesta más mantener la influencia de su bloque social de apoyo debido a la imparable proletarización de la “clase media”. De ahí que la socialdemocracia (que es la ideología natural de la clase media acomodada) sea la apuesta política del gran capital de diversos regímenes en diversas etapas temporales.

Cuando las clases medias pierden influencia, al mismo tiempo los valores generalmente pequeño-burgueses de esta clase también lo hacen al interior de la clase trabajadora y los sectores desplazados ya que la clase media acomodada es el dique de contención y control del abajo frente al gran capital. De ahí que hechos inadmisibles para la clase media acomodada como dar fuego a medio estado francés, reventar comisarias en EEUU, rebeliones recientes como las acontencidas en Chile, Grecia o Haiti, son hechos y situaciones que se repiten y se repetirán con cada vez más asiduidad en numerosos puntos del planeta donde la clase media está en decadencia, de ahí que los estados burgueses se estén armando y rearmando en previsión de lo inevitable, mientras la influencia de la clase media acomodada intenta reconducir a canales controlables las protestas. Claro que al ser esta influencia cada vez menor, se puede convertir en el pez que se muerde la cola.

Otra de las características que trae el declive de la clase media y la influencia de esta en el abajo es el desencuentro y la indiferencia que produce la institucionalidad burguesa y la clase política en la clase trabajadora de ahí que casi todas las protestas de nuevo cuño que han contado con explosiones de violencia popular contra símbolos y edificios del capital, no eran más que una expresión de la rabia colectiva en un mar de fondo donde abundan procesos colectivos políticos, multiplicación de asambleas territoriales, de ayuda mutua frente al estado y de una acción directa dirigida a solucionar los problemas de la clase trabajadora sin intermediarios rompiendo la sola reivindicación permanente como estilo de vida con la delegación de un voto partidista.

La característica final de este movimiento de masas emergente y levantisco es la semi-espontaneidad con la que se produce lo cual al mismo tiempo acota las posibilidades de cambios estructurales en ausencia de organización revolucionaria mientras la clase media acomodada todavía mantiene influencia para sus ofertas electorales centrifugadoras hacia el sistema.

Nadie sabe si en un futuro estas nuevas rebeliones y las que vendrán podrán cuadrar todas las piezas del puzle y que las rebeliones del hambre no acaben en la primera panadería siendo la clase trabajadora la que termine por desplazar a las clases medias acomodadas como grupo social de apoyo del capital y a la propia burguesía para abrir en masa procesos sociales y revoluciones que es lo único que puede evitar que los y las de abajo lo sigan pagando.

LOS NUEVOS DEVOTOS

MARIO BENEDETTI

Les dijeron que eran clase media

y se tragaron el caramelo de cianuro.

Les dijeron que eran clase baja

y que podían elevarse a la clase media

y bailaron en un solo píe,

sin mirar las espinas ocultas en el suelo

bañadas en veneno…

Y a todos nos entregaron además el viejo catecismo,

del dios de la prosperidad dueño del oro y la plata,

el dios que desprecia y odia la sanidad pública,

porque nos dicen que eso es comunismo,

que aplauden masacres allí donde el capital encuentra un pastel…

Nos entregaron el nuevo catecismo de la deuda,

¡ooh! Tarjetas de crédito, envueltas en papel de regalo,

y festejaron su hazaña consumista,

y aplaudieron miles de muertos porque no eran los  nuestros.

Y a los que justifican al patrón que los humilla

y les explota hasta los domingos,

a cambio estos les regalan el desprecio torvo

a lo que sueñan haberlo dejado atrás…

 

Ignoran que en el aparente río en calma

que lleva la balsa de sus espejismos

una y otra vez cae por el abismo.

¡Trabajadores!, nos esperan las corrientes tormentosas

de un despeñadero de horripilantes cataratas,

desahucios, estafas, engaños, hambre y miseria…

 

Nosotros nos lo hemos creído dejando de ser personas,

haciendo de cómplice, de esas desalmadas bestias,

cada vez que miramos para otro lado…

(Modificado por Tamarant, Andalucía)

www.elzenzontle.org

[email protected]

[email protected]