ONU designa el 21 de agosto como Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las víctimas del Terrorismo

foto: ONU Noticias México

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas proclamó el 21 de agosto como Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo, en la resolución A/RES/72/165, el 19 de diciembre de 2017.

“Las Naciones Unidas honran y apoyan a las víctimas y sobrevivientes del terrorismo, y renuevan su compromiso de reforzar la cooperación internacional para prevenir y combatir este flagelo”, se puede leer en la pagina oficial de la organización .

El terrorismo se expandió durante 2016 pasando a 77 países que registraron al menos un muerto por esa causa, comparado con 65 países en 2015.


Y en 2017, casi tres cuartas partes de todas las muertes causadas por el terrorismo se produjeron en solo cinco países: Afganistán, Iraq, Nigeria, Somalia y Siria. Pues el Estado Islámico (ISIS), es la principal amenaza terrorista a nivel mundial, según el reporte sobre  terrorismo global del Departamento de Estado Estadounidense.

Incluso,  las Naciones Unidas son objeto de ataques periódicos, pues las organizaciones terroristas son una amenaza para la paz y la seguridad internacionales.

Sin embargo, explica la Asamblea General que después de los atentados terroristas, “rara vez oímos hablar acerca de los muertos o de los heridos; personas normales, mujeres, hombres, niñas y niños, que se dedicaban a sus quehaceres cotidianos cuando sus vidas se truncaron o cambiaron para siempre”.

Es por eso que la conmemoración recuerda que “se debe y escuchar a las víctimas y los supervivientes del terrorismo, elevar sus voces y reconocer el impacto que el terrorismo tiene en sus vidas”.

Asimismo el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres celebró la decisión de la Asamblea General de establecer el Día Internacional de Conmemoración y Homenaje a las Víctimas del Terrorismo.

Además, expresó su solidaridad con los fallecidos, afectados y familiares de los ataques y destacó la labor de los portavoces y colaboradores de la ONU, quienes se han visto afectados por los atentados durante los 15 años de trabajo realizado en diferentes regiones del mundo.