En dos años, el gobierno federal ha otorgado 310 concesiones mineras en Puebla

Amparan a comunidades del pueblo maseual de la Sierra Nororiental de Puebla contra las concesiones mineras Atexcaco I”, “Atexcaco II” y “Macuilquila”, que inciden principalmente sobre los municipios de Tlatlauquietepec, Yahonoahua y Cuetzalan.

En los últimos 15 años, el gobierno federal ha otorgado 27 mil títulos de concesión a mineras canadienses en México, entre las que se encuentran 310 emitidas sólo a Puebla, mientras la Comisión Nacional del Agua (Conagua) liberó permisos por más de 438 millones de litros de agua que privatiza a refresqueras.

En rueda de prensa, colectivos y organizaciones sociales en defensa del medio ambiente anunciaron este miércoles la realización del Foro en Defensa de la Madre Tierra y los Bienes Comunes para el día 22 de abril en el mercado Hidalgo, a partir de las 10 horas.

En el acto estuvo presente Antonio Vidal, de la UPVA “28 de Octubre”; Arturo Mendoza, abogado de los Afectados Ambientales Puebla, José Luis Bello; de la Asamblea Social del Agua (ASA), así como Alfredo Guerrero, del Miocup CNPA-MN.


Los declarantes adelantaron que habrá exposiciones de los testimonios de lucha y resistencia de cada uno de los colectivos, la presentación del libro “México a cielo abierto”, y una mesa sobre periodismo ambiental y movimientos socio-ambientales.

Dijeron que la tierra se ha convertido en un gran basurero que ha derivado en la pérdida de especies, fauna y flora.

Informaron que en la imposición de este sistema económico rapaz, Puebla no es la excepción con la privatización del agua.

En ese sentido, reconocieron la labor de la Asamblea Social del Agua, la cual se fundó para luchar por la municipalización del suministro del líquido.

Por su parte, Antonio Vidal destacó que la UPVA “28 de Octubre” participará en la defensa del derecho humano al trabajo, así como en la defensa de los recursos naturales.

“El gobierno busca desmembrar a la organización con la extinción del mercado, donde venden sus productos de traspatio campesinos e indígenas”, refirió.

En tanto, José Luis Bello comentó que la ASA tiene cinco años luchando contra la etiqueta de privatización que le pusieron a la sangre de la tierra, que es el agua.

Por esa razón, dijo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dictaminó que la privatización del agua viola una serie de garantías individuales de la población.

“La privatización la aprovechó el municipio de Puebla con Eduardo Rivera, quien hoy está en campaña nuevamente para buscar la alcaldía de Puebla”, condenó.

Recordó que la ASA trabaja en una iniciativa ciudadana para reformar la Ley de Aguas del Estado, que busca revertir la privatización del agua y declararlo como un derecho humano.

La Asamblea Nacional de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 22 de abril como el Día de la Madre Tierra, en respuesta a un gran movimiento de los pueblos indígenas a nivel mundial, principalmente de Sudamérica, que exigieron respeto a sus derechos y medio ambiente.