Instalan Observatorio Ciudadano contra la Violencia de Género

Eréndira Jiménez Montiel, presidente de Nosotrxs Tlaxcala, dijo que resulta importante instalar este Observatorio como un foro permanente de apoyo a quienes por razones de género son objeto de violencia institucional  o individual. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Con un llamado a no ignorar la violencia política, a fin de que ninguna persona, particularmente las mujeres, se quede sin ejercer el derecho de participar en este ámbito, fue instalado el Observatorio Ciudadano contra la Violencia de Género, el cual se encargará de coordinar acciones para promover la participación de la población femenina en espacios de toma de decisiones en el ámbito público y cerrar brechas de género, desde un enfoque de igualdad sustantiva entre ambos sexos.

En el Patio Vitral del Congreso local, las y los integrantes de este órgano, entre ellos representantes de Organizaciones de la Sociedad Civil, así como de miembros de órganos autónomos, principalmente, rindieron protesta, celebraron la primera sesión con el tema de “Violencia política contra la mujer” y aprobaron el reglamento interior.

Durante el desarrollo de la plenaria, Evelyn Chacón, síndica de Panotla, aseveró que en el ámbito político, las mujeres que ocupan este cargo son las más violentadas, además de que carecen de las herramientas necesarias para desempeñar su labor, por lo que propuso trabajar en torno a una iniciativa de reforma a la Ley Municipal para eliminar lagunas; además, acusó que los alcaldes tratan de manipularlas o de castigarlas cuando realizan sus actividades, de ahí que se requieren garantías.

Katia Valenzuela, ex presidente de la Asociación Estatal de Síndicas e integrante del Comité Directivo Estatal panista, aseveró que este Observatorio debe tener incidencia legislativa y pugnar por la tipificación de la violencia política como delito.


Pero Lucía Rojas, sindica de Ixtenco, suspendida de sus funciones, instó a denunciar todo acto violento y a luchar cada una desde el espacio que ocupa para que la corrupción no continúe. Expuso que en su caso particular ha tenido que transitar por la vía legal para apelar en contra de la decisión del Congreso local de separarla del cargo durante 180 días, por lo que confió en que los tribunales resolverán a favor de su reinstalación.

Carlos Jiménez, activista, lamentó que en el estado de Tlaxcala no haya registro de la participación de mujeres y hombres trans en política; asimismo, tampoco se han observado campañas para que este sector pueda ejercer su derecho a votar. Requirió incluir a estas personas y empoderarlas.

Miriam Marroquín, del Colectivo Feminista, planteó que es necesario un acercamiento con los partidos políticos, pues no todos estuvieron presentes en esta instalación; sin embargo, resaltó que se les debe exigir capacitación a sus militantes.

En tanto, Dora Rodríguez Soriano, consejera del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), expuso que la forma de ejercer violencia en contra de las mujeres se ha sofisticado en el ámbito político. Consideró que se deben realizar cambios en la legislación para generar condiciones de igualdad y la elaboración de un diagnóstico; además, de cuestionar a los organismos políticos sobre la causa que genera la renuncia de candidatas.

Yareli Álvarez Meza, también  consejera del ITE, dijo que las conductas violentas se han normalizado, por lo que se debe alzar la voz.

Mientras que Norberto Sánchez Briones, consejero del ITE, subrayó que la desigualdad y discriminación en el tema político “se da en muchos sentidos”. Sugirió incluir a más hombres en este órgano ciudadano, pues ellos son los principales agresores, y propuso un acercamiento con el Observatorio de Participación Política de las Mujeres en Tlaxcala, recientemente instituido.

Iraide Fernández, del Voluntariado ONU–México, planteó establecer comunicación con el Consejo Estatal para el cumplimiento de la agenda 2030, a efecto de generar acciones y estrategias respecto del objetivo número 5, relativo a la igualdad de género.

Otros participantes destacaron la necesidad de incluir a representantes de comunidades indígenas o alejadas, toda vez que es en esas regiones donde persiste una violencia estructural, a fin de que esas voces no queden en el olvido. Delfina Martínez González, de la Red Mexicana de Mujeres con Corazón, apuntó que la falta de principios y valores conduce hacia la agresión contra la población femenina.

Silvia Nava Nava, presidente de la organización civil Todos para Todos y una de las fundadoras de este Observatorio, precisó que la finalidad de este observatorio no es la de confrontarse con nadie, sino que es “un gran espacio para la suma de esfuerzos”.

Lamentó que en este proceso electoral se hayan perpetrado poco más de 144 asesinatos de candidatas y candidatos del país, pero también recriminó que en el estado se utilicen recursos materiales públicos, como vehículos, para agredir a las mujeres.

Por ello, subrayó que el abordar el tema de la violencia política en contra de las mujeres no es casualidad, pues este tipo de manifestaciones “lastima de manera grave” el desarrollo y tiene un impacto mayor en el sector femenino.

Otra fundadora, Eréndira Jiménez Montiel, presidente de Nosotrxs Tlaxcala, dijo que resulta importante instalar este Observatorio como un foro permanente de apoyo, asistencia, denuncia y proposición de acciones dirigidas a quienes por razones de género son objeto de violencia institucional  o individual por parte de quienes abusan de su condición de jerarquía.

Realzó que este Observatorio busca y buscará sumarse al trabajo de instancias oficiales, similares “a las cuales reconocemos en su justa dimensión y les ofrecemos nuestra experiencia en la materia, en aras de que conjuntamente podamos lograr la erradicación de todas las formas de violencia por razones de género”.

Jenny Charrez Carlos, también fundadora y presidente de Mujer con Poder, puntualizó el objetivo general de este órgano y dio lectura al reglamento interno. A la instalación y desarrollo de esta sesión asistieron observadores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH). Asimismo, las fundadoras informaron que en la plenaria se recabaron alrededor de ocho propuestas de trabajo en torno a la temática desarrollada.