Lunes, mayo 10, 2021

Recomendamos

Abre mi escuela / I de II

-

-

- Anuncio -

Cartas a Gracia 

 

El regreso a clases presenciales no estaría a la vuelta de la esquina Gracia; a pesar de la demanda que externa el movimiento #AbreMiEscuela y más, si se da una lectura adecuada a tres de los últimos boletines y un comunicado publicados por la SEP entre el 16  y el 23 del mes en curso, incluyendo todos los daños educativos, físicos y emocionales causados en niñas, niños y adolescentes, inherentes al largo cierre de las escuelas y que fueran evidenciados por los “resultados de la encuesta para la medición del impacto COVID-19 en la educación (ecovid-ed) 2020”, publicados por el Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (INEGI). 

- Anuncio -

La lectura de los boletines se consideraría pertinente después de que el titular del ejecutivo federal señalara lo siguiente: “No estoy prohibiendo, cada gobierno puede tomar sus decisiones, incluso los colegios particulares, la instrucción que tiene la SEP es que se respete la decisión de maestros, padres de familia y directivos de las escuelas”  (shorturl.at/ayNZ2); aunque considerara que el regreso no se podría dar a menos de que “todo el personal docente y el resto de personas que trabajan en las escuelas”  estuviese vacunado (shorturl.at/ayNZ2) y, se contara, también, con la benevolencia del gobernador de la entidad y del beneplácito de madres y padres de familia.

La declaración mañanera del 3 de marzo alertaría a Luciano Concheiro, subsecretario federal de Educación Superior quien al grito de “más vale tarde que nunca”, ordenaría el levantamiento de un censo de personal docente y directivo de las Instituciones de Educación Superior (IES) públicas y privadas de todo el país, susceptibles de vacunación y que sus homólogos de básica y media superior, urgieran con -por lo menos- un mes de antelación. Curioso Gracia que sus pares locales, requirieran que el padrón fuera acompañado con datos personales que nada tendrían que ver con la integración del listado y pidiesen la firma de los posibles beneficiarios, petición que a más de uno alertó y más cuando la solicitud se hiciera en pleno proceso electoral.   


La instrucción provocaría el anuncio de una reunión SEP-SSA que se realizaría el 19 de marzo, y en el que, en coordinación con las autoridades locales, se definiría el “calendario de apertura de los planteles escolares en aquellos estados en semáforo epidemiológico verde”. Supuesto en el que, entre el 29 de marzo y el 11 de abril, se encontrarían además de Campeche, los estados de Chiapas, Veracruz, Tamaulipas, Coahuila, Nayarit y Jalisco; sin embargo, y para que ningún gobierno local acusara mano negra en contra suya, el mismo documento esbozaría la adopción de medidas que garantizarían la reactivación escolar “en una forma organizada, estructurada, adecuadamente planeada, y bien fundamentada” y daría cuenta de la cortesía que AMLO tendría con las “autoridades de Campeche”, lo mismo que con el gremio docente, madres y padres de familia, para que retornen a clases “de manera voluntaria” concluido el periodo vacacional de semana santa, al tiempo en el que ordenaría la liberación de los recursos del programa La Escuela es Nuestra a las escuelas beneficiarias en esa entidad.

- Anuncio -

Para la SEP y de acuerdo al boletín, “la forma organizada, estructurada, adecuadamente planeada” para el retorno seguro transitaría por “nueve intervenciones” Gracia. Tú, el  personal docente, directivo, madres y padres de familia, deberán tomar en consideración y así en cada escuela interesada en el regreso a clases: 1) activación de los Comités Participativos de Salud Escolar; 2) acceso a agua (de las que carecen 1 de cada 5 escuelas públicas) y jabón en las escuelas ; 3) cuidado de maestras y maestros, particularmente los que están en grupos de riesgo; 4) uso general y adecuado de cubrebocas; 5) sana distancia en las entradas y salidas a los centros escolares y a los recreos, que deben ser escalonados, y la asistencia alternada a la escuela; 6) maximizar el uso de los espacios abiertos; 7) suspensión de cualquier tipo de ceremonias que generen congregaciones en la escuela; 8) detección temprana, donde con un solo enfermo en la escuela, esta se cerrará por 15 días; finalmente 9) apoyo socioemocional para docentes y estudiantes. Adicionalmente a las intervenciones que madres y padres de familia manifestaran “por escrito” y por duplicado, una declaración cuasi jurada en la que manifiesten que “sus hijos no presentan síntomas aparentes” de COVID-19. 

 

Pero, mientras escrutamos los aportes del comunicado y de los boletines posteriores y en los que señala la política pública aplicable a la reapertura de las escuelas y bajo la tutela de la administración Gracia, recordaría un refrán que utilizaban muchos artistas callejeros: “Que no le digan, que no le cuenten, a lo mejor le mienten”; ya que el regreso a las escuelas no se encuentra a la vuelta de la esquina, a pesar de los datos publicados por el INEGI. Números que evidencian que “740 mil” alumnos y alumnas que no concluyeron el ciclo escolar 2019-2020 y que “5.2 millones de personas (9.6% del total 3 a 29 años)” no se inscribieran para cursar el ciclo escolar 2020-2021 y que provoca, que la demanda “abre mi escuela” tenga sustento en esos y otros datos más. 

- Anuncio -
- Anuncio -

Últimas

De mediana a alta la afluencia de comensales en restaurantes del Centro Histórico por 10 de mayo

De mediana a alta es la afluencia de comensales en los restaurantes del Centro Histórico para celebrar el 10 de Mayo, según se observó...
- Anuncio -