Hay 14 municipios afectados por la canícula, reportan comisariados a Sefoa

Hay 14 municipios afectados por la canícula, reportan comisariados a Sefoa, refirió José Luis Ramírez Conde, titular de la dependencia estatal. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Derivado del fenómeno conocido como canícula, el cual inició a mediados de este mes, la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa) ha recibido 36 reportes de afectaciones en cultivos de alrededor de 14 municipios, principalmente de la zona oriente de la entidad, donde en algunos casos los daños son totales.

José Luis Ramírez Conde, titular de la dependencia estatal, refirió en entrevista con los medios de comunicación que este es “un año algo complicado”, por lo que se mantiene atento a los informes de los comisariados ejidales.

El funcionario puntualizó que el impacto de la canícula (en la que se registran los 40 días más calurosos del año) no es generalizado, pues hay áreas de esas demarcaciones donde la plantación se ha desarrollado de manera normal.


Pero precisó que las regiones más afectadas son la norte, poniente y oriente del territorio tlaxcalteca, es decir, Huamantla, El Carmen Tequexquitla, Cuapiaxtla, Tlaxco, Atlangatepec, Tetla de la Solidaridad, Calpulalpan y Hueyotlipan, en las que el maíz es el principal cultivo afectado.

Hay superficies en las que el daño es parcial, por lo que todavía “hay esperanza de que pudiéramos recuperar algunos” en el transcurso de estos días, en caso de registrarse lluvias. Sin embargo, habrá que esperar la recepción de más reportes y al comportamiento del clima y su impacto en los cultivos, indicó Ramírez Conde.

Afirmó que Sefoa preparó el anexo técnico para completar de manera conjunta con la Federación el pago de la póliza del seguro, en caso de indemnizar a los campesinos por daños en sus cultivos.

En tanto, Heriberto López Briones, dirigente local de la Confederación Nacional Campesina (CNC), refirió sobre los pronósticos del clima que “dicen que mañana lloverá”, sin embargo, indicó que se realizará una revisión para valorar posibles daños, a efecto de solicitar apoyo al gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez.

A su vez, Jaime Garza Elizondo, delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), recordó que tanto el gobierno federal como estatal adquirieron un seguro por la cantidad de 50 millones de pesos, con aportación de 40 y 10 millones, respectivamente, a fin de proteger unas 175 mil hectáreas que pudieran ser dañadas por cuestiones climáticas en el ciclo agrícola primavera–verano 2018.

Expuso que si bien se han registrado temperaturas altas por el fenómeno de la canícula, oficialmente “no tenemos ningún daño reportado. Ha habido lluvia, no generalizada, pero estamos en espera de que se cubra todo el estado” con humedad, “para que los cultivos lleguen a buen fin… estamos haciendo los recorridos”.

“Afortunadamente no hemos tenido daños graves, el 26, 27 y 28 de mayo hubo bajas temperaturas en Cuapiaxtla, pero no llegaron a ser de consecuencia”, dijo, al tiempo que sugirió a los agricultores seguir el procedimiento para reportarlos y repasó que en 2017 la indemnización ascendió a alrededor de 16 millones de pesos.

En otro tema, el titular de la Sefoa recordó que debido a la veda electoral, en próximos días iniciará el proceso de entrega de cartas para que los productores cuenten con autorización de realizar las contrataciones respectivas de insumos que requirieron.

En el caso de fertilizante, tanto químico y mineral como orgánico, a la fecha se ha entregado el equivalente a alrededor de 54 millones de pesos; además de semillas (maíz híbrido, avena, triticale, entre otras) y herbicidas, añadió.

A partir de 2017 –indicó– se implementa un apoyo extraordinario que significó una ampliación de poco más de 7 millones de pesos, sobre todo por las condiciones climáticas, ya que algunos productores recurrieron a cultivos alternativos, como avena y triticale que en ciclo requieren de un tiempo menor. José Luis Ramírez Conde respondió que el promedio anual de la producción en Tlaxcala es de aproximadamente 500 mil toneladas, pero insistió que aún es difícil prever la de 2018.