Surge en Puebla la Federación de Sindicatos Democráticos e Independientes

Surge en Puebla la Federación de Sindicatos Democráticos e Independientes, entre los cuales se encuentran Audi y Volkswagen de México.

Surgió en Puebla la Federación de Sindicatos Democráticos e Independientes, entre los que se encuentran el de Volkswagen y el de Audi de México, con el objetivo de defender los intereses de aquellos trabajadores por los cuales no han luchado centrales como la CTM o la CROC.

José Luis Rodríguez Salazar, quien fue secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de Volkswagen de México, dijo que son una decena de organizaciones las que están sumadas a esta nueva agrupación y que cuentan con agremiados de General Tyre, Goodyear, Nissan y Seglo Mexicana.

Todas estas se localizan en entidades federativas como Puebla, Morelos, San Luis Potosí y Aguascalientes; asimismo, concentran alrededor de 25 mil empleados de las citadas empresas.


De igual forma, descartó que detrás de este movimiento haya interés de volverse afines a algún partido político. Sostuvo que la única intención es trabajar con los gobiernos y que escuchen las demandas de la clase trabajadora.

“No estamos peleados con nadie, pero no estamos de acuerdo en que haya contratos de protección, en que se impida la libre organización de los trabajadores, en que no se les presente su contratación colectiva, que no puedan participar en la libre elección de sus representantes sindicales”.

El ex líder de los sindicalizados de la planta germana ubicada en Cuautlancingo, recalcó que solamente buscan mejorar las condiciones laborales, pugnando porque los patronos ofrezcan mejores ingresos económicos, a propósito de la renegociación del Tratado de Libre Comercio.

Es por eso que buscarán tener contacto directo con el gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador a fin de que se tome en cuenta la opinión de la clase trabajadora en las pláticas con funcionarios estadounidenses.

“Queremos que escuchen la voz de los trabajadores, no solamente la voz de los representantes empresariales. Queremos que en este país se respeten los derechos de organización de los trabajares, que tengan mejores salarios, saben que en el TLC se discute lo bajo que es el salario mexicano”.

Actualmente las percepciones diarias van desde los 200 pesos para obreros hasta 800 para especialistas, lo que representa una marcada desigualdad que no debería existir.

Al mismo tiempo avaló la nueva reforma laboral, pues asegura que concuerda con los objetivos por los cuales luchan.

Rodríguez Salazar fue secundado por Rey David García Avendaño, actual líder del SITIAVW, quien dijo que evidentemente están interesados en el tema de la industria automotriz, por lo que en breve buscarán interlocución con el presidente electo de México.

En tanto que Arnulfo Arteaga, académico de la Universidad Metropolitana, refirió que la confederación surge porque pretenden dejar atrás el sindicalismo corporativo que está abanderado por organizaciones que claramente simpatizan con el Partido Revolucionario Institucional.

“Lo que se recoge en la historia de estos sindicatos es la lucha contra el corporativismo, y en ese sentido uno de los elementos importantes de esta iniciativa es  romper con ese vínculo perverso que ha llevado al nivel en el que estamos hoy dentro del sindicalismo corporativo representado por las organizaciones afiliadas al PRI”.

Precisamente, las organizaciones sindicales que conforman la nueva agrupación, señaló, tienen su fortaleza en su carácter independiente.

El profesor recalcó que no está dentro de los planes que se vuelvan afines a algún gobierno, sino por el contrario, defender auténticamente los derechos de los trabajadores y pugnando por el respeto irrestricto a sus derechos de elección y a ser elegidos.

En su intervención, Álvaro López, dirigente del SITAUDI, dijo que buscan ayudar a los trabajadores que se vuelvan independientes, pero sin transgredir el marco legal.