EL RIDÍCULO SALARIO MÍNIMO

El ridículo aumento al salario mínimo que de 80.04 pasó a 88.36 pesos. Pero el gas, el recaudo y la gasolina nos darán con todo el año que viene.

Peña Nieto dijo que el salario mínimo fue de 80.04 centavos (otro yerro en pocos días) a 88. 36 pesos. Después señaló que el aumento fue muy generoso, de más de ocho pesos diarios. Más adelante, como siempre, se autoelogió porque elevó como ningún otro presidente el poder de compra de los mexicanos (sic que trae vacíos los bolsillos y vive de prestado).

La Coparmex, organización patronal, señaló que cuando menos hubiera llegado la percepción de los trabajadores más amolados a 95 pesos con 24 centavos, para que tuviera sentido. Miguel Ángel Mancera, en abierta campaña para el 2018, criticó esta bajísima alza y hasta al ex director del Banco de México, Agustín Carstens, quien dijo que era una medida responsable (sic que se siente muy ancho y desfachatado).

El gas aumentó de precio en un 25 por ciento, algunas verduras  son cada vez más caras y el próximo año, según los gasolineros, los carburantes que expenden llegarán a 20 pesos o más. O sea, la inflación se comerá este año las subidas de los sueldos en México y el próximo nos pondrá a temblar. Pero debemos señalar que el salario mínimo lo perciben cerca de dos millones de trabajadores, y seis de cada diez están en la informalidad. Igual que los supuestos tres millones de plazas creadas en este sexenio son muy precarias ya que no llegan ni a dos salarios mínimos en promedio.


Carstens, el “genio de la economía mexicana” se va dejando altas tasas de interés y de inflación y reservas a la baja. También cuando  estamos en una desaceleración económica  y los pronósticos son  que el crecimiento no será ni dos por ciento del PIB.

La Comisión Nacional de los  Derechos Humanos (CNDH) consideró que el  ascenso  del salario se quedó corto. Lo que muestra que estamos ante un asunto real de derechos humanos: carentes de vivienda, salud, empleo,  etc. Algo que hace décadas está ausente en nuestro país.

Según un informe, en México en los últimos 10 años los salarios mínimos han descendido en su compra en 40 por ciento, en tanto en China en el mismo lapso se elevaron 60 por ciento (Animal Político, 22 de noviembre).

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44