Policía de Teziutlán solo se dedica a cuidar a su jefe, por estar amenazado por el crimen organizado

Teziutlán es uno de los sitios de Puebla en donde más ha crecido la delincuencia de alto calado –secuestros, asaltos de bancos y de grandes empresas–, pero los problemas no terminan ahí, sino al revés: se incrementan por los excesos de José Oswaldo Armenta Nava, secretario de Seguridad Pública, quien desde hace varios días ha dispuesto que los alrededor de 500 miembros de la Policía Municipal se dediquen a cuidarlo solo a él y no a los habitantes de la ciudad llamada “La perla de la Sierra”.

Y es que se rumora en Teziutlán que el funcionario habría recibido amenazas de muerte del crimen organizado y esa situación le quita a el sueño desde hace un par de semanas, siendo esa la causa por la cual la Policía Municipal ha reducido su campo de acción que es: únicamente cuidar a su jefe.

Entre quienes han conocido de esta situación en lugar de que surja una actitud de temor, de preocupación o de solidaridad, lo primero que se comenta es: ¿Qué les habría ofrecido Oswaldo Armenta al crimen organizado, para que ahora le quieran cobrar algún incumplimiento?


Dicha reacción es resultado de que entre la opinión pública de Teziutlán se ve a la Policía Municipal como una corporación ineficiente o coludida con las bandas dedicadas a los asaltos, secuestros y la venta de mercancías robadas. Una prueba es lo siguiente: un mismo banco, en pleno centro de la ciudad, fue asaltado el mismo día, en un par de semanas seguidas, y en ambas ocasiones los uniformados no llegaron a tiempo para seguir a los delincuentes.

Cuentan fuentes bien informadas, que luego de recibir la supuesta amenaza de muerte, Oswaldo Armenta Nava recurrió a las siguientes prácticas:

Varias veces al día dispone de un humilde policía de a pie para que revise los vehículos que utiliza, ante el miedo de que en el chasis le instalen una bomba.

Entre los automotores que este uniformado examina se encuentra un auto BMW, color oro, con placas de Sinaloa, que se supone es propiedad del secretario de Seguridad Pública.

Por cierto, habrá que preguntarse: ¿Un secretario de seguridad con sus ahorros le alcanza para comprar uno de esos coches de lujo?

Otra medida es que dicen que desde la Secretaría de Seguridad Pública se contactó a los miembros de “Los Roa”, que es una banda que opera en la región de Teziutlán para que obtengan información acerca de quién mandó la amenaza de muerte contra el funcionario municipal.

Y una tercera acción, es que la mayor parte de los agentes de la Policía Municipal se dedican a patrullar, revisar inmuebles, vehículos y transeúntes en la zona de la ciudad en donde se encuentre Oswaldo Armenta.

Dicho de otra manera: la mayor parte de los policías dejaron de cuidar a los teziutecos y únicamente se dedican a proteger a Armenta Nava.

Todo esto ha generado un ambiente de mucha tensión en Teziutlán, sobre todo porque la semana pasada fue asesinado de tres disparos Carlos Domínguez Molina, quien fue secretario de Seguridad Pública en dos ayuntamientos, y ahora era colaborador de Carlos Peredo, el ex edil que ganó la elección local para repetir por tercera vez como alcalde de la ciudad.

Las controversias con José Oswaldo Armenta Nava no se reducen a su actuación como secretario de Seguridad Pública, sino inician cuando fue juez municipal, ya que desde ese cargo se le acusó de beneficiar al despacho de abogados González Ruiz y Asociados y en particular, a Eufrocina Ávila Aramburu, quien es su suegra y mantiene un litigio por la herencia de la familia Ávila Camacho, la misma que dio un presidente de la República y dos gobernadores de Puebla.