Piden comerciantes establecidos en el Centro Histórico se les permita abrir los domingos

Es Imagen

El Consejo de Comerciantes del Centro Histórico (CCCH) solicita al gobierno del estado de Puebla permita la apertura de negocios los domingos.

El presidente José Juan Ayala Vázquez indicó que si se les autoriza operar ese día, sus ventas podrían mejorar.

Estas últimas, después casi cinco meses de confinamiento por la pandemia de Covid–19 aumentaron en 40 por ciento, por lo cual refirió que actualmente solo cuentan con lo necesario para cubrir los gastos y nómina.


“Entendemos la situación, seguimos en semáforo naranja, no es fácil, pero nuestro mejor día es el domingo. En este sentido también entendemos a las autoridades y también entendemos que primero está la salud. Lo que pedimos es equidad, una competencia real y leal”, expuso.

Ayala Vázquez añadió que hay dos factores que están limitando el consumo de los poblanos: la economía dañada y las medidas sanitarias que se aplican en los negocios.

Del primero, comentó que aunque se vea a muchas personas caminar o circular por el centro de la ciudad de Puebla, no compran porque no tienen dinero para hacerlo.

Añadió que de poco a ha servido que los comerciantes apliquen promociones o descuentos porque la mayoría de la gente no está en posibilidades de adquirir productos o contratar servicios.

En el caso del segundo, explicó que hay un sector de la población que le molesta aceptar y acatar las nuevas medidas de sanidad y aunque utilizan cubrebocas, se niegan a pasar por arcos y tapetes desinfectantes o utilizar gel antibacterial, por lo cual desisten de ingresar a los comercios.

“Cuando la gente llega a los negocios y ven que tienen que pasar por los filtros, ya no entran; no les gusta a todos”.

José Juan Ayala agregó que los festejos patrios tampoco han incentivado las ventas, estas han remontado en algunos casos hasta en 10 puntos porcentuales en negocios como papelerías, mercerías tiendas de regalos y de productos de importación.

Consideró que para el 15 y 16 de septiembre los que sí podrían tener un repunte significativo, que les representaría un “respiro” a sus finanzas, son los restaurantes y hoteles.

Por otra parte, el dirigente externó que el panorama para los comerciantes establecidos en el Centro Histórico se ve difícil; la mayoría tiene se ha puesto como meta subsistir hasta enero de 2020.

Por esa razón, insistió en que en estos momentos no es oportuno que se realicen obras en esa zona de la ciudad de Puebla, pues temen que afecten la llegada de clientes.