Miércoles, mayo 22, 2024

FGE no puede atrapar al presunto homicida de Aurelio Cabrera

Destacamos

Han pasado tres semanas del asesinato del periodista Aurelio Cabrera Campos y la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha podido detener Juan Pedro Garrido Juárez y su padre, Pedro Garrido Cuevas, directivos del semanario La Voz de la Sierra, de quienes sus familiares aseguran que son inocentes en el entendido de que agentes de la Policía Ministerial en la región de Huauchinango buscan escarmentarlos por haber denunciado sus actos de corrupción.

Precisamente la Comandancia en Huauchinango, de la dependencia, emitió un oficio de colaboración a todas sus similares de la entidad a fin de que le ayuden a localizar a Juan Pedro Garrido Juárez.

Desde las páginas de La Voz de la Sierra, los familiares y directivos del informativo especializado en información sobre inseguridad y violencia, continúan la defensa de sus parientes, asegurando que nada tuvieron que ver en el homicidio de su colega, Aurelio Cabrera Campos, quien fue reportero del semanario y luego fundó su propio medio: El Gráfico de la Sierra.

En una editorial dada a conocer esta semana, en La Voz de La Sierra, se consignó: “Después del robo a casa habitación perpetrado en contra de la Directiva Administrativa de este periódico con fecha 26 de agosto, hechos denunciados en la carpeta de investigación 227/2016/XICO a las 20: 20 horas, en donde fue (sic) una víctima más de la banda de ladrones a casas habitación que han asentado sus reales en Xicotepec, robando a plena luz del día con el mismo modus operandi sin que las ineptas corporaciones policiacas de prevención del delito y de investigación hagan algo para frenar estos robos como el perpetrado en la casa del abogado de Connet, en la casa del contador Público Alejandro Montiel, en la casa ubicada en la avenida 5 de Mayo propiedad del médico cirujano Flores Santos y en la casa del huesero ubicada cerca de las Albercas ‘El Zapato’ o mejor conocido como El Brujo, los ineptos comandantes de la Policía Judicial hoy conocidos como ‘agentes investigadores’ son buenísimos para pedir dinero y malos investigar, y vea usted como el comandante Adolfo Zamudio Guzmán, adscrito a Xicotepec de manera cínica pidió la cantidad de 2 mil pesos de manera urgente a nuestro director general, Juan Pedro Garrido, para agilizar el trámite de la liberación de uno de los vehículos que le robaron a su hermana y que fue recuperado por la municipal de Huauchinango”.

Añade que “fue de manera repentina en que el comandante de Xicotepec, Zamudio Guzmán, vía telefónica solicito de manera urgente a nuestro director el depósito de 2 mil pesos a la cuenta de nómina de este empleado de la Fiscalía, ¡sí, así como lo lee! todo para ‘agilizar’ la devolución del vehículo Chevrolet Aveo de color gris, pero eso no es todo, también resulta que el vehículo en mención, que fue robado con todo y factura por los delincuentes el viernes 26 de agosto, fue recuperado cinco días después en la ciudad de Huauchinango por la Policía Municipal de este lugar en donde sí hacen su trabajo y resultó que en ese momento ese vehículo no contaba con el respectivo reporte de robo en plataforma México, que por ley el comandante de la ministerial Zamudio Guzmán debió haber hecho a más tardar en 24 horas, y de esto puede dar fe la Policía Municipal de Huauchinango, ¡qué raro!… dándole tiempo los hampones de vender ese vehículo robado con todo y factura y sin reporte de robo, así las cosas con los comandantes de la Fiscalía General del Estado (sic)”.

Ultimas

Juez de Brasil anula decisiones de Lava Jato contra Marcelo Odebrecht

Brasilia. Un juez de la corte suprema de Brasil declaró este martes “la nulidad absoluta” de todos los actos judiciales...
- Anuncios -
- Anuncios -