En Chilac elaboran cubrebocas bordados que ya se exportan a Estados Unidos

San Gabriel Chilac. Las normas sanitarias ante el coronavirus se convirtieron en una oportunidad para Jesús y Aidé, jóvenes emprendedores de San Gabriel Chilac que en poco tiempo hacen crecer su empresa de elaboración de cubrebocas artesanales, que ya se exportan a Estados Unidos.

Este municipio se distingue por sus bordados, son famosos los vestidos, blusas y camisas que llevan esos adornos, desde flores, pájaros hasta escudos nacionales, los últimos se estampan en las faldas del traje típico de china poblana.

A ello se dedicaban anteriormente en su empresa, la venta de blusas disminuyó tras la presencia del Covid-19 en el país y obligó al confinamiento a Jesús y Aidé, quienes al ver disminuidos sus ingresos decidieron cambiar de giro, sin perder la identidad empresarial que les caracteriza.


Con diseños de moda, que incluyen a figuras reconocidas como Frida Kahlo, así como otras figuras como caricaturas identificativas con México se adorna la tela exterior; al interior lleva una tela quirúrgica, que garantiza la protección que ese producto debe dar a los usuarios, explicaron.

La demanda de los consumidores, indicó Jesús, permite que se conviertan en generadores de empleo; hasta el momento 14 mujeres trabajan para ellos, todas oriundas de San Juan Atzingo, junta auxiliar de Chilac.

Ellas son las manos creativas que estampan en la tela los bordados, es una labor en la cual son expertas, por lo que la calidad del trabajo se nota en cada uno de los cubre bocas, señaló Aidé, quien dijo que si el negocio crece más, podrán contratar a otras mujeres de Atzingo, porque esa es otra satisfacción de la empresa; emplear a gente de esa comunidad donde el empleo es escaso.

Para venta al menudeo el costo es de 35 pesos, por mayoreo el precio se mejora, porque también están en busca de clientes que puedan vender en otras partes del país, destacó Aidé, quien confió en que las personas compren esos productos que además son una manera de apoyar al comercio local y mostrar el orgullo de nuestros orígenes.

Si bien hasta el momento solo exportan a Estados Unidos, esperan ampliar el mercado hacia Europa y otros países de América, donde la artesanía suele ser muy valorada, por lo que no pierden la esperanza de alcanzar esa meta.