La trata de personas afecta a diversas regiones de México: Marco Mena

El encargado del Despacho de la PGR, Alberto Elías Beltrán dijo que la trata de personas es un “delito que afecta significativamente al estado de Tlaxcala”. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

La trata de personas para su explotación sexual es un problema que enfrentan diversas regiones del territorio mexicano, por lo que las estrategias para contenerlo y detenerlo deben ser analizadas y diseñadas a nivel nacional, observó el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez.

Si bien reconoció que a Tlaxcala se le ha asociado a esa práctica delictiva a partir de documentales y reportajes que se han difundido sobre casos en el sur de la entidad, insistió en la necesidad de que este problema “sea puesto en el foco rojo del país” para dimensionar “su justo peso y su justo daño”.

Mena Rodríguez expuso lo anterior en el evento de inauguración de la 2a Sesión Ordinaria 2017 de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia y en respuesta al encargado del Despacho de la Procuraduría General de la República (PGR), Alberto Elías Beltrán, quien previamente había dicho que la trata de personas es un “delito que afecta significativamente el estado de Tlaxcala”.


En su oportunidad, Mena Rodríguez anotó que durante décadas el tema de trata de personas en México no solamente no se puso en la visión general de la problemática en materia de procuración de justicia sino que no ocupaba en el ámbito de análisis de lo público un interés, por lo que fue hasta esta década y años recientes que en diferentes lugares del país el tema comenzó a tomar mayor atención.

Nosotros estamos comprometidos con el hecho de por un lado trabajar en materia de prevención y por otro lado aplicar la ley cuando haya un delito. En el caso de Tlaxcala, hemos tenido mayor visibilidad debido a que los últimos años ha habido documentales y reportajes que han llamado la atención sobre casos en el sur del estado, pero debo decir que el problema de trata de personas es un problema regional, indicó.

Ante ello, consideró que este tipo de reuniones deben servir para el análisis y diseño de estrategias para combatir ese delito en el país, pues “si bien nosotros hemos tenido esta visibilidad, es importante no perder de vista que es un problema en el que en diferentes regiones del país se presenta. Es muy importante mencionarlo en el contexto nacional”.

Previamente, Elías Beltrán observó que las sesiones de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia deben servir para reconocer de manera puntual los retos y las tendencias delictivas presentes en una determinada región del país, pues su identificación permite generar trabajos de inteligencia más efectivos y entablar mejores estrategias jurídicas para la prevención y persecución de los delitos debidamente identificados.

En este sentido, destacó los buenos resultados que se han obtenido en el estado de Puebla en el combate a los huachicoleros. “Otro destacable ejemplo del trabajo regional es la Operación Roca Rompiendo Cadenas, mediante la cual se han conseguido importantes logros contra la trata de personas, delito que afecta significativamente al estado de Tlaxcala y respecto de la cual la PGR continuará combatiendo en coordinación con las diversas instituciones involucradas”.

“Señor gobernador, señor procurador del estado, tengan la certeza de que trabajaremos para abatir este ilícito, y que seguiremos haciéndolo dando lo mejor de nosotros para atender y proteger a las víctimas de esa extrema manifestación de violencia que tanto flagela a su estado”, abundó.

Sobre la 2a Sesión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia que se celebró en la ex hacienda de Soltepec, en el municipio de Huamantla, Elías Beltrán –quien inauguró el evento– expuso que es un espacio vital para alcanzar los objetivos a los cuales obliga la Constitución federal sobre el proceso penal, como el esclarecimiento de los hechos, la protección de inocentes, la persecución de los delitos procurando que el culpable no quede impune y la procuración de la reparación del daño.

“En este marco, cada vez que la Conferencia se reúne ya sea en sesiones nacionales o de zona, como ésta, realizamos un ejercicio de reflexión, de cuestionamiento y debate, de diálogo y construcción de acuerdos siempre con miras a perfeccionarnos en el cumplimiento de estos objetivos”.

Señaló que uno de los retos más importantes que se han encontrado en la Conferencia es diseñar en forma conjunta un modelo homologado de procuración de justicia que corresponda a las necesidades sociales actuales de protección penal. “Modelo que en el marco del Sistema de Justicia Penal Acusatorio se sustenta en el hecho de que todas las instituciones de procuración de justicia del país nos regimos por los mismos principios y normas en diversos aspectos en la materia penal”.

En este sentido, comentó que el Informe Ejecutivo de la Consulta Nacional del Modelo de Procuración de Justicia señaló como una acción imperativa implementar acuerdos que, en el seno de esta Conferencia de Procuración de Justicia, permitan avanzar en la homologación de protocolos, lineamientos y modelo de organización”.

Por ello, dijo que es indispensable colocar las bases de la implementación de un modelo homogéneo de procuración de justicia que sea válido y útil para el Sistema de Justicia Penal hoy vigente, “y así poder atender mejor los problemas actuales en materia penal, sin mayores dilaciones, conjugando sistemáticamente los mandatos constitucionales de justicia pronta, completa e imparcial”.

Sobre la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, Mena Rodríguez observó que a 10 años de que el gobierno federal comenzó con la implementación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio, todavía se tiene que reforzar la manera como los recursos humanos ponen en marcha este esquema.

“No necesariamente referido a las características de su diseño, sino de su puesta en práctica, como el hecho de que las carpetas de investigación estén mejor integradas y más sólidas y de que las actividades de todas las autoridades en el transcurso de cada fase de la puesta en práctica de un caso en el nuevo sistema funcione adecuadamente”.

Abundó que continúa siendo una dificultad, el que se cuente con recurso humano perfectamente capacitado para que pueda argumentar ante la autoridad el hecho de que si un delito no se encuentra en un catálogo para que exista detención preventiva, explique las razones por las cuales debe ocurrir la detención.

“El hecho de que la ley se transforme en justicia cotidiana es un hecho que los ciudadanos esperan cada vez encuentran un incidente que, lamentablemente, los pone en condición de víctimas o en una circunstancia adversa que requiere la intervención de la autoridad en el ámbito de la justicia”.

Dijo que la reunión regional de este miércoles de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, en la que participaron representantes de las procuradurías y fiscalías de los estados de Guerrero, Morelos, Puebla, Hidalgo, Ciudad de México y Tlaxcala, dará la oportunidad de intercambiar experiencias, determinar los lineamientos de actuación más eficientes en los estados y trabajar en la homologación de protocolos, entre otros aspectos.