Pide el CAP intervención de Mena ante posible daño de “bombas antigranizo”

El Congreso Agrario Permanente (CAP) requirió la intervención del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, para que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales  (Semarnat) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), investiguen la afectación que  la empresa Volkswagen pudiera provocar en cultivos de Tlaxcala en la zona limítrofe con Puebla, a través de “bombas antigranizo”.

En rueda de prensa, José Isabel Juárez Torres, coordinador estatal de esta confederación, refirió que este asunto ya fue documentado por la revista Proceso, en su edición de fecha 3 de agosto de 2018, en la que publica que pobladores de Puebla y Amozoc “se quejan de que están siendo afectados en sus tierras” y que esta firma ofrece hasta 150 mil pesos por hectárea afectada “o sea –dijo– está reconociendo el daño”.

Anotó que la delegación Conagua en Puebla  tiene conocimiento de que dicha planta recurre al supuesto uso de “bombas antigranizo”, para evitar que las esferas de hielo dañen los vehículos que produce, situación que ha causado molestia de productores, pues a ello atribuyen la pérdida de cosechas.


“Que el gobernador Marco Mena pueda ver aquí también con los delegados de Semarnat y Conagua, para que vean el impacto que causa, porque no somos una isla, Acajete está de aquí de la capital a casi 27 kilómetros, pero Huamantla está mucho más cerca”.

Acentuó que “este radio por supuesto que está afectado y esa es una razón por la cual no se obtienen los rendimientos de producción, aunado a la sequía, y aunque llueva ya no se podrá corregir” la pérdida.

Hasta el momento, el CAP no ha recibido algún reporte por parte de sus agremiados sobre probables efectos de esas “bombas antigranizo” lanzadas por Volkswagen, sin embargo, advirtió del riesgo ante la cercanía con esa entidad.

Comentó que según la información periodística referida párrafos anteriores, habitantes de La Resurrección, de Canoa, de San Miguel Espejo, de Xonacatepec, de Aparicio, de Acajete y de Tepatlaxco, se han organizado para exigir a las autoridades que retiren este tipo de permisos, pues impactan en sus ejidos porque ha dejado de llover.

Por otra parte, indicó que varios padres de familia, sobre todo de la zona sur del estado, se han acercado a exponer su preocupación por la tarifa de 300 pesos que deben pagar por cada examen médico para ingresar a una escuela.

Pidió al gobernador Marco Antonio Mena que reconsidere esta cuota, ya que para la población de escasos recursos representa un monto alto.