Lanzan campaña para evitar actos de discriminación contra migrantes

La asociación civil Un Mundo una Nación lanzó la campaña “Pensemos sin prejuicios, actuemos con hospitalidad”, con el objetivo de evitar actos de discriminación en contra de los migrantes centroamericanos a su paso por el estado de Tlaxcala.

Cartel de la campaña "Pensemos sin prejuicios, actuemos con hospitalidad".
Cartel de la campaña “Pensemos sin prejuicios, actuemos con hospitalidad”.

Esta campaña es resultado de una encuesta aplicada a 200 personas de cinco municipios con el propósito de conocer lo que piensan sobre los migrantes centroamericanos que pasan por la entidad con destino a los Estados Unidos en busca de mejores condiciones de vida.

La encuesta arrojó opiniones divididas entre la población tlaxcalteca entrevistada en los municipios de Apizaco, Muñoz, Huamantla, Tzompantepec y Xaloztoc. Por ejemplo, el 86 por ciento dijo que los migrantes en ocasiones pueden cometer delitos, el 53 por ciento considera que causa discriminación su vestimenta, país de origen y forma de hablar del migrante y el 21 por ciento mencionó que no respetan las leyes.


Para la campaña se invertirán 148 mil pesos de forma conjunta entre el Instituto de Desarrollo Social (Indesol) y la asociación civil Un Mundo una Nación a fin de impartir talleres a policías y regidores de derechos humanos y de seguridad para que den un trato digno a los migrantes y a periodistas para que eviten la discriminación en el manejo de su información.

Además se pintarán bardas a favor del respeto de los derechos de los migrantes en tres municipios y se realizará un festival de no discriminación, informó la coordinadora del albergue La Sagrada Familia, Karina Ramírez Rivera.

En tanto, Sergio Luna, director de Un Mundo una Nación, opinó que los resultados de la encuesta arrojaron una división de opiniones sobre el respeto a los derechos de los migrantes.

En la conferencia de prensa para presentar esta campaña, el presbítero Elías Dávila dio a conocer que el flujo de migrantes por el albergue La Sagrada Familia en el municipio de Apizaco ha disminuido entre 40 y 50 por ciento este año.