Espera director que cambio del ITC a Turismo beneficie a los artistas

El actor y director de Espacio Escénico Espejo Ilusión, Erik Barba espera que cambio del ITC a Turismo beneficie a los artistas. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

El actor y director de Espacio Escénico Espejo Ilusión, Erik Barba otorgó el beneficio de la duda a la decisión del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez de trasladar el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC) de la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE) a la de Turismo local.

Sin embargo, consideró que las autoridades debieron realizar una consulta entre el gremio artístico y cultural de la entidad respecto de esta determinación, la cual busca, según explicó el titular del ITC, Juan Antonio González Necoechea, abrir mayores posibilidades a los creadores para la venta de sus productos.

“Cualquier alternativa es buena, lo importante es que la cultura se mantenga en su lugar. De todas maneras, los gobiernos van y vienen, yo llevo 20 años y aquí sigo, entonces no creo que sea algo terrible, simplemente hay que ajustarse, ellos ya hicieron allá sus arreglos y ya no podemos hacer nada”, anotó.


Observó que por este tipo de decisiones gubernamentales los artistas y creadores deciden abrir espacios alternativos, como el que representa, el cual recibió un financiamiento del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y fue inaugurado el pasado fin de semana.

“Si decidieron pasar el ITC a la Secretaría de Turismo, pues bueno, tienen sus propios lineamientos, tenemos que ver y respetar y si nos interesa pues le entramos. De todos modos nosotros seguimos trabajando, tenemos obras de todo tipo, lo que hay que hacer es ver y trabajar en ello”.

El ITC dejó de pertenecer a la SEPE

Respecto de que los artistas lo que desean es vender sus creaciones, Erik Barba expuso que para algunos les parecería una buena idea, aunque también tendrían que ver qué productos se van a ofrecer, “tendríamos que ver cuál es su plan de turismo, yo podría decir: mejor, porque vienen muchos turistas. Pero la venta de una obra no es último fin de un artista”.

Comentó que en su caso, cuando monta una obra no lo hace para que la gente la compre, sino porque quiere expresar algo en forma didáctica, “ahora si el público sabe que se trata de un espectáculo debe pagar el servicio, como cualquier cosa. El teatro también genera empleos, pero eso no lo ven ellos”.

“Lo que creo que sí es preocupante es que no se nos tome en cuenta a la gente del medio escénico, de repente puede ser preocupante. No existe una ley que nos pueda amparar, un artículo que diga que toda la gente de teatro o de danza debe presentarse por lo menos dos veces”, asentó.