BUENOS NÚMEROS SE ESTÁN VOLVIENDO MALOS PARA LA ECONOMÍA DE TLAXCALA

Buenos números

Buenos números se están volviendo malos para la economía de Tlaxcala. Los indicadores económicos y el registro del empleo asegurado reportan datos negativos en comparación con 2016 y 2017. La inercia que sirve para presumir el primer año de gobierno se agota.

El gobernador del estado destaca: “Ante los buenos números que presenta la entidad en diversos rubros, el reto es mantener la generación de empleo y el crecimiento económico que se vive actualmente”.

Al darse a conocer los resultados del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal. “Tlaxcala registró una disminución de 1.8 por ciento en el tercer trimestre de 2017 comparado con el segundo trimestre de ese año, lo que ubicó al estado con el cuarto retroceso más alto en el país”.


A lo que se agrega: “El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) registró mil 819 bajas en el empleo asegurado en diciembre de 2017 en Tlaxcala, por lo que con este recorte la entidad cerró con 97 mil 174 trabajadores afiliados el año pasado…”

La Jornada de Oriente informa el 13 de febrero que “por segundo mes consecutivo pérdida de empleo asegurado, ya que en el primer mes de 2018 se reportaron mil 463 bajas de trabajadores afiliados a la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), las cuales se suman a las mil 819 plazas recortadas en diciembre de 2017 para dar un total de 3 mil 282.”

Los indicadores económicos y el empleo asegurados son muy sensibles en la economía de Tlaxcala. El descenso en ellos debe llamar la atención del equipo de gobierno. Y de manera particular a los responsables de Políticas Públicas, de Desarrollo Económico y de Turismo.

Cada cierto tiempo se informa que una empresa decide instalarse en Tlaxcala, que otra se amplía. Que se construye un nuevo parque industrial o un centro comercial. Pero todo queda en buenas intenciones. En consecuencia, los buenos números se están volviendo malos para la economía de Tlaxcala.