Seguridad en Ciudad Serdán: Por nexos con asaltantes de trenes, gobierno estatal toma el control

Seguridad en Ciudad Serdán: Por nexos con asaltantes de trenes, gobierno estatal toma el control ■ Foto José Castañares

La mañana de este jueves, la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) y la Secretaría de Seguridad Pública, respaldados por el Ejército Mexicano y la Marina Armada de México, tomaron el control y mando de la seguridad del municipio de Ciudad Serdán, debido a posibles nexos con el crimen organizado dedicado al asalto de trenes de carga.

Esto en respuesta al decreto firmado minutos antes por el gobernador Antonio Gali Fayad, donde declara que el gobierno estatal se hace cargo de la seguridad pública de la localidad, mientras se efectúan las investigaciones correspondientes.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Puebla, Jesús Morales Rodríguez, confirmó la detención de 34 policías municipales, entre ellos el jefe de Seguridad de Ciudad Serdán, Ignacio Tobón, por presuntos nexos con bandas dedicadas al asalto de trenes entre los límites de los estados de Puebla y Veracruz.


Tobón fue ex policía judicial y cuenta con una orden de aprehensión vigente por los delitos de lesiones y abuso de autoridad, además portaba credencial apócrifa y arma de fuego sin licencia.

Asimismo, precisó, cuatro policías fueron dados de baja por no acreditar las pruebas.

Jesús Morales Rodríguez, quien encabezó la toma de control de la Policía Municipal, confirmó en el lugar de los hechos que el operativo –efectuado en el cambio de turno– “obedece a los altos índices delictivos registrados en la zona”.

“Esto es por los altos índices delictivos en el municipio y debido al constante robo a trenes de carga y de transporte, secuestros y ejecuciones; por eso estamos tomando el mando en Ciudad Serdán”, precisó.

La autoridad informó que se está revisando la documentación de 180 policías municipales, entre ellos el comisario y el director de Seguridad Pública, de los cuales 34 fueron trasladados en vehículos blindados a las instalaciones de la Academia “Ignacio Zaragoza” –ubicada en la ciudad de Puebla– para ser sometidos a un interrogatorio y a los exámenes de control y confianza.

“Los policías se van a prueba de confianza y hay información delicada que tenemos y en su momento buscaremos las órdenes de aprehensión que sean necesarias”, reveló.

Alrededor de las 8 horas de este jueves, cerca de un centenar de policías estatales, ministeriales, agentes federales y militares, arribaron al municipio que se ubica entre los límites con el estado de Veracruz, para iniciar un cateo y limpia de presuntos agentes corruptos.

Por su parte, elementos de la Marina sobrevolaron la zona centro de Ciudad Serdán.

El operativo se efectuó a 10 días de las elecciones, donde Fernando Morales, familiar del secretario de Seguridad Pública, es candidato a la diputación federal por la coalición “Por Puebla al Frente”, que encabeza el PAN.

En las últimas semanas, Ciudad Serdán es azotada por una ola de violencia que va desde balaceras, asaltos a trenes, secuestros y ejecuciones hasta el abandono de cuerpos desmembrados en la vía pública.

Además es una de las zonas de operación del líder huachicolero Roberto de los Santos de Jesús, conocido como El Bukanas, uno de los más buscados por el gobierno federal y por el que ofrece 5 millones de pesos por su captura.

Suspenden clases y cierran negocios ante el temor de una balacera

La toma por asalto de la Comisaría Municipal fue con la participación de la regidora de Gobernación del ayuntamiento, Eva Cruz, quien entregó la documentación que acredite a los agentes policiacos, para evitar la infiltración de “policías falsos” como sucedió en el municipio de San Martín Texmelucan.

Durante el cateo a las instalaciones de la comisaría de Ciudad Serdán, la autoridad estatal impidió el ingreso del personal a las instalaciones del Palacio Municipal.

A las 9 horas, permitió que poco a poco la entrada de burócratas, directivos y regidores a las instalaciones de la presidencia local.

La inspección al edificio público se hizo en presencia de la notaria público número 3, Norma Angélica Martínez.

Ante el sorpresivo ingreso de la Policía Estatal y Federal, se vivió una tensa calma en el centro de la localidad, por la presencia de decenas de uniformados, patrullas y vehículos blindados.

Debido a ello, algunas instituciones educativas, principalmente de educación básica, decidieron suspender las clases hasta nuevo aviso. En tanto, algunos negocios cerraron sus puertas ante el temor que ocurriera una balacera.

Para la población, el operativo fue detonado por el secuestro de un joven de 23 años de edad, quien fue levantado el domingo pasado al salir de un bar de la localidad.

Se trata de Kevin Joffre, quien fue subido por la fuerza a una camioneta marca KIA color guinda, con placas de circulación número UBC–47–91, del estado de Puebla.

A raíz de ello, familiares, amigos y vecinos salieron a manifestarse por las calles de la ciudad y cerraron por algunos minutos la carretera federal El Seco–Esperanza, a la altura del entronque a la comunidad de San Francisco Cuautlancingo.

Llamó la atención que este mismo jueves apareció Kevin Joffre caminando sobre un camino rural que comunica al paraje de La Gloria, con una herida de bala, por lo que fue trasladado al hospital general de la localidad.

Ciudad Serdán, cuarto municipio infiltrado por el crimen organizado

En el último año, Ciudad Serdán se convirtió en el cuarto municipio infiltrado por el crimen organizado en la entidad poblana.

Los casos más representativos son: Atzitzintla, San Martín Texmelucan y Amozoc por presuntos nexos con bandas huachicoleras, dedicadas al robo de combustible a ductos de Pemex.

También estaría bajo investigación el municipio de Tepeaca, que se ubica dentro de la traza de los ductos de la paraestatal.

Este domingo 17 de junio fueron ejecutados seis policías municipales de Amozoc, entre ellos una mujer, lo cual derivó en una serie de denuncias por parte de los propios agentes contra el alcalde panista José Cruz Sánchez, como presunto líder huachicolero.

Los cuerpos quedaron tirados boca abajo en la colonia Signoret, de la comunidad de Chachapa, junto a una pipa que traslada gas LP.

En respuesta, la Fiscalía detuvo al comisario de Seguridad Pública, Javier Rojas Alonso, y al comandante Alfredo Castro Puentes, a quienes buscan imputarles los delitos de portación de arma de fuego sin licencia, cohecho y espionaje contra las Instituciones de Seguridad Pública y Procuración de Justicia.

También fueron aprehendidos dos civiles, Eduardo “N” y un menor de 17 años. Este último fungía como “halconcito” y habría participado en la ejecución de los policías; sin embargo, fue liberado 48 horas después por falta de pruebas en su contra.

El pasado 2 de mayo, el gobierno estatal tomó el mando y control de la seguridad del municipio de San Martín Texmelucan, donde fueron detenidos el comisario, el director de Seguridad, el director de Gobernación, la responsable del monitoreo de las cámaras de videovigilancia y 119 policías.

Todos se mantienen recluidos en el penal de máxima seguridad de Tepexi de Rodríguez.

Derivado de esta situación, el alcalde de extracción petista Rafael Núñez solicitó licencia por 90 días al cargo, lo cual significa que no regresará a concluir su gestión que termina en el mes de octubre.

Ante la negativa del edil suplente por asumir la presidencia de San Martín, el Congreso del estado tuvo que nombrar a un alcalde sustituto, el ex funcionario Froylán Barragán, quien fue director de Atención Ciudadana de la Secretaría General de Gobierno del estado.

En marzo de 2017 se dio el tercer caso de infiltración a la policía del municipio de Atizitzintla, localidad vecina de Ciudad Serdán.

Actualmente, el alcalde de Atzitzintla, José Isaías Velázquez Reyes, y cinco policías se encuentran internados en el penal de Tepexi de Rodríguez, por su presunta relación con el El Bukanas, líder huachicolero de la región de Puebla y Veracruz, quien se le atribuye la ejecución de tres agentes ministeriales de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto.

A través de un comunicado, la Fiscalía General del Estado (FGE) de Puebla informó que de acuerdo con las pesquisas, los uniformados municipales, por órdenes del presidente José Isaís, entregaron a los agentes ministeriales a sus agresores quienes los levantaron, ejecutaron y abandonaron en Maltrata, Veracruz.