Se desmorona el Partido Nueva Alianza; pierde a sus principales candidatos en Puebla

Como parte del proceso de desintegración del Partido Nueva Alianza (Panal) en Puebla y sumado a la renuncia de sus principales candidatos al Senado y a la gubernatura, ahora su candidata a alcaldía capitalina, Ernestina García Chávez, declinó a favor del abanderado del PAN, Eduardo Rivera Pérez.

El primero en presentar su renuncia a la candidatura por el Senado fue Mario Adolfo Ramírez Partida, quien dijo que desistía a hacer campaña por una razón: porque quería “cuidar su dignidad y por respeto a su trayectoria”, además de que su campaña había sido financiada con recursos propios no obstante había recibido 9.9 millones de pesos por parte del Instituto Nacional Electoral.

Luego, por medio de un video, su candidato a la gubernatura Alejandro Romero Carreto renunció a sus aspiraciones sin precisar motivos. El profesor señaló que dicha renuncia había sido aceptada lo mismo por la dirigencia estatal que por la nacional de su partido.


Esta vez, fue el turno de Ernestina García Chávez quien, durante el conversatorio de aspirantes a la presidencia municipal organizado en la Universidad Iberoamericana de Puebla, declinó en favor del abanderado de la coalición “Por Puebla al Frente”, Eduardo Rivera, en un acto que resaltó porque días atrás, en el marco de la visita del sacerdote Alejandro Solalinde al estado, se había pronunciado por el proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

Al conversatorio, la abanderada del Panal asistió sin invitación y pugnó por ser incluida. Incluso, momentos antes de iniciar el acto, convocó a los medios para denunciar que no había sido invitada. Luego, cuando la comunidad universitaria la incluyó, se sentó al lado de Claudia Rivera Vivanco, abanderada de la coalición “Juntos Haremos Historia”; de Guillermo Deloya Cobián, candidato del PRI; y del propio panista Eduardo Rivera. Al tomar el micrófono, Ernestina García anunció que declinaba a favor de dicho candidato. “Quiero decirles que yo no voy a participar porque desde el momento me sumo a la campaña de mi amigo Rivera…, él tiene la capacidad y hay que darle la oportunidad a quien tiene experiencia”.

Por su parte, el candidato de la coalición “Por Puebla al Frente” Eduardo Rivera dijo no esperaba la declinación de García Chávez y que tras recibirla en su campaña podría incluirla en su gabinete si es que gana la elección local. El panista dijo, durante una entrevista, que se “comprometía” a retomar 12 puntos de la agenda de Ernestina García, como el rescate a las juntas auxiliares, el trabajo con la población indígena, la seguridad con videocámaras en patrullas, y el apoyo a las mujeres, particularmente a quienes sean indígenas.

Rivera Pérez afirmó que si bien había habido pláticas y acercamientos con Ernestina García Chávez, “no tenía conocimiento” de la declinación, pues ha habido “pláticas y suma de otras” personas y fuerzas políticas. Agregó que, así como se dio la declinación de la abanderada del Panal, de la misma forma se han sumado personajes políticos partidos como el Verde Ecologista o el Revolucionario Institucional, además de organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos sin partido. Mientras que a la afirmación de su contrincante del PRI Guillermo Deloya Cobián, quien dijo que la declinación de Ernestina García era “un asunto de dinero”, Eduardo Rivera consideró que era “parte de su desesperación”.

Luego, a través de un comunicado, se informó que Rivera Pérez y García Chávez habían firmado un acuerdo en torno a los 12 puntos que retomará de su agenda. “Reconozco en ti un trabajo importante en favor de las mujeres, de las juntas auxiliares y en favor de nuestros hermanos indígenas. Tu presencia y tu apoyo lo asumo y con mucho gusto firmo este acuerdo”.