EN SALUD, DAR EL EJEMPLO

En la edición de hoy se presenta información acerca del proceso de investigación que autoridades estatales están efectuando sobre la gestión del panista, Jorge Aguilar Chedraui en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) la cual se basa en la sospecha de malversación de fondos públicos por mil 300 millones de pesos.

Es correcto que se indague el uso que se dio a los recursos públicos de la que es, posiblemente, el área más sensible de todo gobierno, pues la salud es prácticamente la vida misma y no puede por ningún motivo dejarse al garete.

Efectivamente, los comportamiento corruptos que son de por sí perniciosos en cualquier actividad humana, resultan todavía más ominosos cuando atentan contra lo más valioso en la vida de cualquier persona, en este caso, la salud.


Por eso es imprescindible que las indagatorias emprendidas lleguen al fondo y abarquen a todos los posibles involucrados para, en caso de hallarlos culpables, aplicarles todo el peso de la ley.

Los abusos cometidos a lo largo de casi nueve años del morenovallismo son mucho y de gran calado. Sería deseable que en todos se aplicara la justicia, pero la realidad se impone y ante los casos que resultan más escandalosos, como el que está en comento, se tiene que dar un ejemplo contundente para que las arbitrariedades y delitos que se cometieron con  absoluta impunidad no se vuelvan a repetir.

Es deseable que las pesquisas tengan la mayor agilidad y que la información confirmada sea brindada a la población, respetando, por supuesto el cuidado del debido proceso para no cometer errores que dejen en la impunidad a quienes durante casi una década estuvieron acostumbrados a salirse con la suya.