Flor del Bosque: en remodelación RMV cometió ecocidio, acusa Castillo

Flor del Bosque

El ex titular de la Secretaría del Medio Ambiente en Puebla, Francisco Castillo Montemayor, acusó al gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, de ser un ecocida “un Atila del medio ambiente”, asegurando que acabó con el principal centro de capacitación ambiental y cambio climático que había en el país: el Parque Ecológico Flor del Bosque.

 

“No hay ahorita en todo el país una formación ambiental, centros para que se eduque a la gente en lo que es el uso de los recursos naturales, la recuperación de los bosques, el cuidado del agua, el manejo de la basura, los efectos del cambio climático y eso era Flor del Bosque. Flor del Bosque era eso, no un centro de cemento, de patinetas, de parquecito con jueguitos. Era un lugar de capacitación y de formación ambiental  para instructores, para capacitadores, para maestros, para activistas ambientales, ahí iban, ahí se capacitaban, ahí se les enseñaba todas las técnicas para el cuidado de los recursos naturales”, aseveró el ex funcionario.


 

Así, en entrevista con esta casa editorial, Francisco Castillo Montemayor respondió al reto que la víspera le hizo el mandatario estatal, al inaugurar la remodelación de Flor del Bosque.

 

Desde que se supo de la intervención en Flor del Bosque, quien fue secretario del ramo en el sexenio que encabezó el priista, Mario Plutarco Marín Torres, advirtió sobre la destrucción del sitio.

 

En una entrevista publicada el pasado 21 de abril en estas páginas, Castillo Montemayor declaró que dijo que el gobierno de Rafael Moreno Valle deliberadamente dejó caer el Parque Flor del Bosque, que era reconocido por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) como el espacio público de educación ambiental más importante de México, para luego entregárselo a su ex colaboradora, Amy Louise Camacho Wardle, a fin de que lo convierta en un parque de diversiones.

 

Entre otras cosas, recordó en aquella ocasión que en el sexenio pasado, hubo reconocimiento de la Semarnat, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Comisión Nacional Forestal al trabajo que se hacía en el Parque: “Flor del Bosque fue el centro de capacitación más importante de México, en materia de educación ambiental, por el contenido de la capacitación y educación que se daba ahí, de manera informal; por la infraestructura, por las especies de flora y fauna que había, por el personal capacitado. Esto fue certificado por el Centro de Educación y Capacitación Ambiental de la Semarnat. Eran tres los centros de capacitación ambiental más importantes en el país, los otros dos son privados, el único público era Flor del Bosque”.

 

Agregó que la certificación del Centro de Educación y Capacitación Ambiental la perdió la administración de Moreno Valle: “no sólo perdió esa valiosa certificación para Flor del Bosque, sino que lo destruyó y pretende convertirlo en un parque de diversiones privados”.

En otra entrevista, dada a conocer en La Jornada de Oriente, advirtió que la administración morenovallista pudo haber transgredido la Ley de Protección al Ambiente Natural y el Desarrollo Sustentable del Estado de Puebla, debido a que modificó los escurrideros del cerro El Charro, que a su vez desembocan en la Barranca de San Diego, alimentadora del Alto Atoyac o Río Balsas.

 

Consideró que la actual gestión estatal violó el Artículo 66 de la norma citada, el cual establece que “en las zonas de las áreas naturales protegidas de competencia estatal y municipal no se permitirá (…) interrumpir, rellenar o desviar flujos hidráulicos”, amén de “modificar las condiciones topográficas, ecológica y de paisaje”, sin autorización de la dependencia responsable del ramo.

 

Este martes, cuando dio inicio a las actividades públicas de Flor del Bosque, Moreno Valle respondió a Castillo Mayor y aludiéndolo lo desafió:

 

“Hoy podemos ver que Puebla cambió para bien”, afirmó el mandatario estatal, según un boletín emitido por la Dirección de Comunicación Social del Poder Ejecutivo. Al acto no fueron convocados los medios que han dado seguimiento a las anomalías ocurridas en Flor del Bosque y el ex aviario del Parque Revolución Mexicana. “Incluso escuchamos a funcionarios del gobierno pasado, que no sé con qué autoridad política o moral se atreven a hablar, no dieron resultados en lo absoluto; en cualquier tema podemos medirnos, demostrar que Puebla ha cambiado para bien”, remató.

 

El “Atila” del medio ambiente y Flor del Bosque

 

“No tengo por qué responderle (a Moreno Valle), es un hombre que simplemente no tiene estatura moral y que es además un ignorante total en materia de medio ambiente. Mi carrera es intachable y los resultados están a la vista de todos. Él (el gobernador) me conoce bien y sabe bien con quién está hablando y a quién se está dirigiendo y sabe bien que a él le entregué Flor del Bosque siendo el principal centro de capacitación ambiental del país, no dicho por mí sino por las autoridades federales. Al gobierno de Moreno Valle todavía le tocó ir a recoger un reconocimiento por el trabajo que nosotros realizamos”, expresó Castillo Montemayor, evidentemente molesto.

 

Advirtió que la corrupción, el latrocinio y la negligencia en materia ambiental son vicios que distinguen al gobierno de Moreno Valle y cuestionó que en la remodelación de un sitio que tenía vocación de entorno natural se haya construido un “parque al estilo de atracciones Chavero” valuado en 124 millones de pesos.

 

En esa lógica, señaló que la trasformación de Flor del Bosque en un lugar de amenidades, perjudicará al ecosistema, principalmente a los animales, que con la estridencia normal que generarán los visitantes, afectarán la vida de halcones cola roja, armadillos, tlacuaches, tejones, zarigüeyas, coyotes, venados, pecarís, aves y reptiles como el falso coralillo y la víbora de cascabel enana.

 

 

Puso como ejemplo e lo anterior, lo que sucede ya a partir de la transformación de un abrevadero donde bebían venados y pecarís, en una suerte de riachuelo artificial en lancha.

 

-Hay activistas como Zvezda Ninel Castillo Romero y periodistas ambientales como Pame Tajonar que consideran a Moreno Valle un ecocida, incluso una suerte de “ecocida serial”.

 

-Están en lo correcto, es un ecocida, es un Atila del medio ambiente y lo que ha hecho son puras pendejadas (sic) en materia de medio ambiente, porque no encuentro otra manera de llamar a lo que ha hecho en Flor del Bosque, en el Aviario, en materia forestal, en el control de contaminantes, en el cuidado del agua, el manejo de desechos residuales, en fin-respondió.

 

Y culminó: “cualquier político moderno, actual sabe de medio ambiente, de la importancia del tema de cuidar a la madre tierra, cualquier político que se precie de ser un buen político lo sabe y si no lo sabe debe tener asesores que lo sepan, pero aquí es evidente que ni lo uno ni lo otro”.