Ejecutan al comandante Rugerio en refriega entre huachicoleros y Marina

Dos personas asesinadas, una de ellas el comandante de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, Filiberto Rugerio Serrano, y cuatro más heridas, fue el saldo que dejó una persecución y balacera entre una banda de presuntos huachicoleros y agentes de la Marina Armada de México, en la colonia Clavijero, al norte de la ciudad de Puebla.

Al cierre de esta edición, la ejecución del comandante Rugerio fue confirmada por la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE).

Como parte del operativo se decomisaron varios fusiles de asalto R–15, las armas preferidas por las bandas criminales por su bajo costo, poco peso y manejo automático.


Al lugar también arribaron agentes del Ejército Mexicano, la Policía Estatal y Municipal, quienes mantienen el control de la seguridad en la zona; además de ambulancias y al menos una decena de patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP).

De acuerdo con las primeras versiones, el enfrentamiento se dio alrededor de las 20 horas de este lunes, entre las calles Hugo Leigh y Rodríguez Alconedo, en el acceso principal a la colonia.

Extraoficialmente se habla que los presuntos delincuentes iban a bordo de dos camionetas, desde donde abrieron fuego contra los marinos, militares y policías locales.

Dentro de una camioneta Honda quedó sin vida el comandante Rugerio de la Policía Estatal durante la refriega.

Fuentes extraoficiales revelaron que Clavijero es zona de dominio del empresario Othón Muñoz Bravo, alias El Cachetes, a quien se le detuvo el año pasado por el presunto vínculo con bandas dedicadas al robo de combustible a Pemex.

El 31 de octubre pasado, tras el pago de una fianza por un millón de pesos, Othón Muñoz obtuvo su libertad, quien fue identificado por la Secretaría de Marina en agosto de 2017 como uno de los principales líderes del hurto de energéticos en el país.

A pesar de ser considerado un dirigente del crimen organizado dedicado al robo de hidrocarburos, el empresario jamás fue acusado de dicho delito. Los cargos que se le fincaron, por los que puede enfrentar su proceso en libertad, son los de posesión de arma de uso exclusivo del Ejército y de drogas.

La noche de este lunes, colonos de Clavijero lograron captar el momento preciso en que se escucharon las ráfagas de arma de fuego, las cuales fueron denunciadas a través de redes sociales.

Aseguraron que la balacera tardó unos 20 minutos, lapso que sembró el terror entre los habitantes de esta colonia.

Por esta razón, exigieron la presencia de la Policía Estatal, mayor seguridad y que la población evitara salir a las calles.

El enfrentamiento provocó que varios propietarios de negocios y pequeños comercios cerraran sus puertas, para evitar poner en riesgo sus vidas.