Con el Universo por delante inició operaciones el observatorio de rayos gamma HAWC

Hace un par de días comenzó actividades el observatorio de rayos gamma HAWC (siglas del High Altitude Water Cherenkov), único en el mundo por su capacidad de detectar de manera permanente la radiación electromagnética más energética del Universo, observando diariamente dos tercios de la bóveda celeste.

Autoridades reconocidas de la ciencia y la tecnología de México y de Estados Unidos inauguraron este artefacto que está integrado por 300 detectores Cherenkov, cada uno constituido por un enorme contenedor de agua ultra pura de cinco metros de alto por 7.3 metros de diámetro, dotado con instrumentación de muy alta sensibilidad. Con ellos, el HAWK monitorea las 24 horas del día los 365 días del año fuentes celestes emisoras de rayos gamma.

Ahí, a 4 mil 100 metros sobre el nivel del mar, en el volcán Sierra Negra, Alberto Carramiñana Alonso, director del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) destacó que HAWC deja de ser proyecto para convertirse en un observatorio en plena operación con todo un universo por delante.


Quien es el líder de la colaboración por parte de México en HAWC comentó que este experimento se ubica en un sitio privilegiado además que es un orgullo de se ubique en este país.

“Mucha gente merece reconocimiento por la ardua labor que representó día a día la instalación de este observatorio y por el desarrollo de las herramientas invisibles que lo hacen explotable científicamente. Está por delante el pleno aprovechamiento de HAWC.  El día de hoy celebramos el fin de la instalación y la puesta en funcionamiento del arreglo completo”, dijo Carramiñana Alonso.

Por su parte, Jordan Goodman, investigador de la Universidad de Maryland y líder de la colaboración por la parte estadunidense habló sobre la relevancia de la cooperación de las instituciones; particularmente subrayó la relevancia de las instituciones financiadoras como la National Science Foundation (NSF), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Departamento de Energía de Estados Unidos.

En ese sentido, France Córdova, directora de la NSF, expuso que el observatorio de rayos gamma HAWC representa un paso crítico en el esfuerzo del ser humano para comprender los misterios del universo.

Explicó que por ello, el aparato monitoreará aproximadamente dos tercios del cielo cada 24 horas, con una sensibilidad sin precedente para detectar las más altas energías de los rayos gamma, además de que se complementará con otros observatorios.

Finalmente, Enrique Cabrero, director del Conacyt destacó la asociación entre los científicos de México y Estados Unidos. “Hoy finalmente culmina este esfuerzo colaborativo. HAWC está listo para iniciar de lleno, alcanzar su pleno desarrollo y consolidarse como el instrumento más poderoso capaz de observar los sucesos que ocurren en el cosmos”.

Con HAWC los científicos podrán estudiar los fenómenos más violentos del Universo, como explosiones de supernova, fusión de estrellas binarias y el colapso de objetos compactos. También estudiará la actividad del centro de la Vía Láctea, pulsares y sus nebulosas, así como regiones de aceleración de rayos cósmicos y la distribución en detalle del campo magnético galáctico.

Además podrá monitorear la actividad solar y su interacción con el campo magnético terrestre y permitirá hacer estudios relacionados con naturaleza de la materia oscura.

Las instituciones mexicanas participantes en el proyecto son la Universidad Autónoma de Puebla, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados y el Centro de Investigación en Computación del Instituto Politécnico Nacional, el INAOE, la Universidad Autónoma de Chiapas, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, la Universidad de Guadalajara, la Universidad Politécnica de Pachuca, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y la UNAM a través de los institutos de Astronomía, Física, Ciencias Nucleares y de Geofísica.

Mientras que de Estados Unidos se sumaron Colorado State University, George Mason University, Georgia Institute of Technology, Los Alamos National Laboratory, Michigan State University, Michigan Technological University, NASA/Goddard Space Flight Center, Pennsylvania State University, University of California Irvine, University of California Santa Cruz, University of Maryland, University of New Hampshire, University of New Mexico, University of Utah, University of Wisconsin Madison y University of Rochester.