Sin autorización de clientes, Maxigas está cobrando 50 pesos por seguro médico y de servicios

De manera unilateral la empresa Maxigas intenta a cobrar hasta 50 pesos mensuales por un seguro que no fue contratado de manera expresa por sus clientes y que es cargado a su recibo.

Se trata de programa de asistencia denominado SERVI2, operado por AXA  Assistance México S.A. de C.V. y que ofrece atención médica durante las 24 horas de los 7 días de las semana, para el titular de la cuenta y sus familiares; revisión de instalación y de aparatos que funcionan con gas natural, así como servicio de plomero, electricista, cerrajero y vidriero.

En la descripción de la notificación que ha llegado a los usuarios se ofrece orientación médica telefónica “gratuita” para problemas menores, síntomas de intoxicación y medicamentos.


También se garantiza el envío de un médico a domicilio, a un precio “preferencial” de 250 pesos, y servicio “gratuito” de ambulancia terrestre desde el domicilio del cliente hasta el hospital más cercano; además de orientación psicológica y nutricional.

“SERVI2 incluye además Asistencia Gas Natural y Asistencia para el Hogar. No tiene plazos forzoso, puedes solicitar la baja de este servicio llamando al 01 800 560 8738, con un horario de atención de lunes a viernes de 08:00 a 20:00 horas y sábados de 09:00 a 14:00 horas”.

Los costos mensuales  varían dependiendo del tipo de plan. Si se trata del Premium Inicial, es de 28 pesos, y está orientado a clientes cuya instalación inicial del medidor de gas natural tiene menos de 12 meses de haberse realizado, después de ese tiempo puede evolucionar al Premium GN.

Este último tiene un costo de  50 pesos e incluye revisiones de instalaciones de gas y aparatos que funcionan con dicho combustible, asistencia en el hogar y médica.

En tanto que el Básico GN cuesta 36 pesos  y solo incluye revisión de lo que tenga que ver con gas natural dentro de los hogares.

Al respecto, el delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Alejandro García Mendoza, confirmó que ya han brindado alrededor de 15 asesorías a personas inconformes con el cargo que no autorizaron.

Recomendó a los afectados llamar al número proporcionado por la aseguradora para cancelar el servicio, solicitando que se les asigne un número de folio. Si después de este procedimiento continúa el cobro, será necesario interponer una queja ante esta dependencia.

“Es ilegal, no puede ningún proveedor de bienes y servicios cambiar en forma unilateral. Es decir, un contrato, una contratación de un servicio,  implica el acuerdo de voluntades. Una vez pactado no puedo decir: fíjate que ahora va a ser así; tiene que haber un acuerdo de voluntades”.

La sanción aplicada, dijo, estará en función del comportamiento de la empresa, si hay o no reincidencia, así como del universo de clientes afectados.