Suman dos muertos, 65 casos acumulados y 74 sospechosos de Covid–19 en el ayuntamiento de Puebla, señaló Ariza

Es Imagen/ Daniel Casas

Desde que se declaró la emergencia sanitaria por Covid-19, en el ayuntamiento de Puebla se ha registrado la muerte de dos trabajadores, 65 casos positivos acumulados y 74 sospechosos, informó el secretario de Protección Civil y Gestión de Riesgos, Gustavo Ariza Salvatori.

A manera de balance, el servidor público municipal dijo que 90 por ciento de los trabajadores contagiados se aislaron en casa, luego de efectuarles las pruebas de contagio ante la Secretaría de Salud del estado.

Ariza Salvatori informó que dentro del gobierno de la ciudad han creado un propio protocolo al que le han llamado Covid-19PC para advertir si alguno de los trabajadores presenta sintomatología.


Precisó que el primer deceso por el virus fue el de Alejandra Luna Soriano, quien perdió la vida cuando tenía el cargo de directora jurídica del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (SMDIF).

El segundo caso –agregó- se trató de un hombre de 53 años de edad que tenía diabetes, y se desempeñaba como auxiliar de Infraestructura del Instituto Municipal del Deporte.

El funcionario municipal afirmó que el ayuntamiento ha reforzado las medidas sanitarias en todas sus dependencias para evitar la proliferación de contagios.

Gustavo Ariza informó que Protección Civil cuentan con un número telefónico para que los trabajadores que presenten síntomas o hayan estado expuestas a personas con síntomas hagan llegar toda la información para implementar el protocolo correspondiente y dar un seguimiento puntual.

El funcionario destacó que en la secretaría que está a su cargo no se han presentado casos positivos actualmente, a pesar que el personal se encuentra en la primera línea de batalla contra el virus.

“En Protección Civil tenemos cero casos de contagios y cero casos posibles de contagiados, estamos prácticamente limpios, aunque no podemos cantar victoria porque estamos al frente de la batalla, estamos en la línea de fuego”, admitió.

Advirtió que el comportamiento de los ciudadanos durante este fin de semana y el próximo será decisivo para que las autoridades federales determinen si el semáforo epidemiológico cambia de color rojo a naranja.

Por esta razón, hizo un llamado a la población, especialmente a los jóvenes, a quedarse en casa y no organizar fiestas ni torneos deportivos para no poner en riesgo sus vidas y la de todos.

Enfatizó que es importante que los ciudadanos participen y ayuden a dejar de reunirse para que disminuyan los contagios por Covid-19 en Puebla.

Sin embargo, refirió que si hay necesidad de salir que lo hagan con las medidas de protección que se requieren, como es el uso del cubrebocas, la sana distancia y el lavado de manos continuo.

Incluso, se pronunció a favor que existan medidas gubernamentales para que el uso de cubrebocas sea obligatorio en espacios públicos.

Al final, alertó que si la gente continúa visitando el Centro Histórico de la capital durante los fines de semanas, los contagios ni las muertes no pararan en la ciudad.