A falta de ayuda del gobierno federal, personal del ISSSTE pide equipo de protección a Barbosa

Trabajadores del sector salud del ISSSTE en Puebla dieron a conocer una carta dirigida al gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta en el que solicitan la donación de material y equipo de protección para atender a pacientes con Covid–19, luego de afirmar que desde finales del mes de abril no reciben ayuda del gobierno federal.

Asimismo, informaron que derivado de la emergencia sanitaria se llevaron a cabo adecuaciones en el Área de Urgencias del Hospital General del ISSSTE, pero no cuentan con un área delimitada  gris y negra para la protección del personal.

El documento fue difundido este jueves a través de redes sociales, donde el personal expone al mandatario estatal la precaria situación por la que están atravesando, a falta de protección.


Además, señalaron que en la intervención que se hizo en Urgencias dejaron accesos donde entran corrientes de aire que pueden ayudar al arrastre de dicho virus.

Aseguraron que a partir de la contingencia han acontecido anomalías en el ISSSTE con respecto a la distribución del equipo de protección y las malas decisiones por parte de las autoridades en Puebla.

Refirieron que el material para su protección ha sido limitado, aunado a que es de mala calidad.

“Ya no están entregando los barbijos N95, indicados para atender con pacientes con Covid–19, nos fueron entregados a ‘cuenta gotas’, y aproximadamente a finales del mes de abril ya no se nos proporcionó”, relataron.

En su lugar, denunciaron que los cubrebocas fueron reemplazados por unos de origen chino, conocidos como KN95, que no garantizan la protección requerida.

Desde el pasado 14 de mayo comentaron que en el ISSSTE se les comenzó a informar y no de la forma adecuada que ya no mandarían mascarillas, porque según “las autoridades federales no tienen presupuesto para poder proporcionarnos dicho material y que no encuentran distribuidores que les surtan”.

Ese día, refirieron que les entregaron otros barbijos que no cumple con la norma de sanidad e higiene, debido a que el material es tan rígido que no logra sellar o bloquear la entrada y salida de aire cuando se colocan en la cara.

Al mismo tiempo, señalaron que el instituto les estaba proporcionando un kit de salud que consistía en guantes quirúrgicos, dos guantes de propileno, botas y una bata quirúrgica.

Este material –afirmaron– ha estado cambiando a muy mala calidad, ya que ahora solo cuentan con un par de guantes y una bata elaborada con una tela rígida, la cual provoca que se abra y se empiece a exponer la ropa que los protege.

“Al atender a los pacientes tenemos estrecho contacto con secreciones, como orina, gotas de flush y aplicamos aerosoles a la hora de la intubación; instalamos catéteres y aspiramos fluidos”, manifestaron.

Por estos motivos que ponen en riesgo su integridad y la de sus familias, los trabajadores del ISSSTE pidieron de manera atenta sean escuchadas sus peticiones para que continúen laborando con tranquilidad.

La misiva fue entregada a la secretaria General del Sindicato Nacional de Trabajadores Independientes del ISSSTE, Sección 24, María Guadalupe Fernández Garita; al director del Hospital Regional, José Deveaux Homs, la coordinadora de Enfermaría, María Patricia Rechy Santos, y la subdirectora Médica, Jovita Flores Chumacero.