Autos nuevos pretende Congreso adquirir para uso de los legisladores

De acuerdo con un oficio emitido por el presidente del Comité de Administración del Congreso local, Juan Carlos Sánchez García, autos nuevos pretenden diputados adquirir para uso de los legisladores. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

A pesar de las exigencias de austeridad y de racionalidad ante la situación financiera que priva en el país y en Tlaxcala, los integrantes de la LXII Legislatura local pretenden adquirir autos y renovar el parque vehicular para el uso y disfrute de los diputados.

Aunque la semana pasada un grupo de ciudadanos del municipio de Contla de Juan Cuamatzi demandó a los diputados reducir en 50 por ciento su salario, entre otros aspectos, a fin de realizar ahorros en los recursos públicos, los legisladores ahora quieren “renovar el parque vehicular del Poder Legislativo”.

Además, un grupo de ciudadanos pidió a los integrantes de la LXII Legislatura local renuncien a las diversas prestaciones y canonjías que gozan como diputados, como es el servicio médico particular y “acudan al Hospital General de la Secretaría de Salud (Sesa) como cualquier ciudadano”, además de abstenerse de recibir los apoyos que tienen en vales de gasolina y el servicio de telefonía celular.


Pese a ello, los diputados locales pretenden deshacerse de tres autos que fueron adquiridos en la LX Legislatura local y de los recursos que obtengan de ello, erogar otra cantidad para estar en aptitud económica de comprar otros más, aunque no especifican el tipo, modelo y mucho menos el precio de los mismos.

De acuerdo con un oficio emitido por el presidente del Comité de Administración del Congreso local, Juan Carlos Sánchez García, el legislador justifica la necesidad de adquirir nuevos autos, al considerar que los tres con los que cuenta el Poder Legislativo local no están en condiciones de uso para los diputados.

En el documento, dirigido al presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política (JCCP), el priista Mariano González Aguirre, se advierte que “derivado del análisis físico–mecánico realizado al parque vehicular propiedad del Congreso del estado de Tlaxcala, se concluye que no están en condiciones de operación y seguridad, por lo que se toma el acuerdo de los integrantes del Comité de Administración, con fundamento en el artículo 74, fracciones II, III y IV, de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, solicitar a ese cuerpo colegiado la autorización para la baja definitiva de los inventarios” de tres vehículos.

Se trata, detalla el oficio, de un auto Toyota, Camry, modelo 2012, color negro, además de un Malibu modelo 2012, color blanco y un Passat modelo 2012, color gris metálico.

El panista Sánchez García refirió que la finalidad de vender estas tres unidades es “para estar en condiciones de renovar el parque vehicular del Poder Legislativo”.

La petición se da a pesar de que los diputados no han transparentado el recurso que les dejaron etiquetado sus antecesores como apoyo para que cada uno de los 25 diputados adquiera un vehículo nuevo.