Por remodelación, caen 60 por ciento las ventas en negocios de la avenida Juárez

A pesar de que las obras de remodelación de la avenida Juárez, una de las más concurridas en Puebla por su corredor de restaurantes, bares y cafeterías, administradores de estos negocios informaron que desde que iniciaron los trabajos hubo una caída de hasta 60 por ciento en sus ventas, las cuales no recuperan con el inicio de 2018.

Incluso algunos establecimientos estuvieron cerrados por más de un mes, pues abrir y no vender representa más pérdida por el pago de salarios a sus trabajadores.

Los entrevistados dijeron que en el último mes, en el cierre de año, algunos negocios tuvieron que cerrar por el insostenible pago de la renta de los locales y otros servicios. Entre ellos está la mueblería Harmony Forniture.


Por tal razón, demandaron a las autoridades una estrategia para la difusión de los establecimientos en este lugar que fue considerado hace décadas como la Zona Esmeralda de la capital.

La finalidad, expusieron, es que logren recuperar las ventas perdidas en el último medio año, desde que iniciaron los trabajos en mayo pasado, hace ocho meses.

Apenas la semana pasada, el gobierno del estado y del municipio de Puebla inauguraron la primera etapa de remodelación de la avenida Juárez; sin embargo, es visible que los trabajos quedaron inconclusos.

Esto se puede apreciar en la calle 25 y 27 Sur de la citada vialidad, donde todavía la banqueta no se encuentra terminada, mientras que en otras partes hay escombros sin recoger.

Por tal razón, los gerentes y los trabajadores consultados demandaron que el gobierno trabaje en la difusión de los establecimientos y que los consumidores y visitantes a la ciudad estén enterados que la zona fue reabierta.

El pasado 29 de diciembre, el gobierno de Puebla entregó la primera etapa de la modernización de la avenida Juárez, que va del bulevar Atlixco a la 23 Sur, para garantizar la agilidad del tránsito vehicular y favorecer el trayecto de ciclistas, peatones y personas con discapacidad.

Esa ocasión, la titular de la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transportes, Martha Vélez Xalalpa, informó que la segunda etapa de la obra, que va de la 23 a la 13 Sur, presenta un avance de 75 por ciento.

En ese sentido, la funcionaria adelantó que dentro de las labores realizadas en la modernización de la avenida se encuentran la colocación de pórfido en el área de rodamiento, mármol de productores locales en las banquetas, instalación de bolardos de concreto hidráulico y metálicos, así como la sustitución de drenaje, pozos de visita, bocas de tormenta, señalamiento horizontal y vertical e iluminación.

Por su parte, algunos restaurantes afiliados a la Cámara Nacional de la Industria de Restaurants y Alimentos Condimentados (Canirac) revelaron que desde el inicio de los trabajos de remodelación las ventas bajaron 50 por ciento.

Compararon que a una semana de reabierta la vialidad en una primera etapa, y a pesar de las fiestas por año nuevo, no hubo repunte en las ventas.

Finalmente, admitieron que no solo bares y restaurantes han perdido clientes, sino también negocios como estacionamientos, mueblerías, librerías y tiendas de ropa.