Quezada: habrá una contrademanda por señalamientos infundados de morenovallistas

La presidente estatal del PRD en Puebla, Socorro Quezada Tiempo, reviró al diputado local Carlos Martínez Amador y a Dula Edith Larios, que presentará una contrademanda por daño moral contra quien resulte responsable por los señalamientos a su persona.

En entrevista, la dirigente del sol azteca dijo en tono de burla que “ahora resulta que soy yo la responsable de falsificar firmas”.

Esto en respuesta a la denuncia que Martínez Amador y Edith Larios presentó este lunes ante la Fiscalía General del Estado para dirimir diferencias con perredistas críticos y opositores a la alianza entre el PRD y PAN en Puebla.


La corriente Nueva Izquierda interpuso una denuncia penal contra quien o quienes pretendan difamar la imagen del PRD, pero también por la falsificación de firmas para dar de baja a consejeros estatales.

En ese sentido, Quezada Tiempo reviró que va a denunciar por daño moral a quien la está señalando como falsificadora, sin pruebas de por medio.

“Su servidora es una mujer de otra trayectoria, y la ciudadanía me conoce por ello”, sostuvo la perredista, luego de los señalamientos en su contra hechas por Dula Edith Larios, dirigente municipal en Izúcar de Matamoros.

Esta última persona aseveró que le falsificaron su firma para ceder su puesto como consejera estatal del sol azteca a la sobrina de Socorro Quezada, Laura Pamela Flores Quezada; además, responsabilizó al presidente de la mesa directiva del Consejo Estatal, Erick Cotoñeto, por prestarse para tal situación.

Socorro Quezada respondió que “como ya no tienen argumento para seguir con su farsa, de que la población, consejeros e integrantes del Comité Estatal del PRD quieren alianza con el PAN, ahora se les da por difamar a la gente”.

Finalmente, la dirigente pidió a la ciudadanía que no se equivoquen con este tipo de señalamientos infundados por parte de perredistas ligados al poder. “Soy una mujer que hasta el día de hoy no le han encontrado nada turbio”, concluyó.

La confrontación entre las corrientes de Nueva Izquierda, ligada al grupo morenovallista, con el FIP y ADN, surgió a raíz del albazo que el primer grupo intentó dar en Puebla para concretar la alianza entre los partidos del sol azteca y el albiazul.

Roxana Luna Porquillo, secretaria de Movimientos sociales del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD, informó que la semana pasada se evitó que el Instituto Nacional Electoral y el Instituto Electoral del Estado aprobaran la política de alianzas.

Durante una rueda de prensa, dijo que miembros de la corriente Nueva Izquierda emitieron una notificación con “dolo y mala fe”, en la que validados por Jonathan Jardines Fraire, secretario técnico del CEN, se reconocía el pasado Consejo Estatal donde se aprobaba la alianza.

Esto a pesar de que en el último párrafo de este resolutivo se decía no la candidatura en común.

“El día jueves 4 de febrero se anuló y se canceló este acuerdo doloso, desconociéndolo y dejándolo sin efectos, y con ello dejando nula la posibilidad de la alianza en Puebla”, expuso Luna, quien dijo que con ello se evitó judicializar el proceso.