British Petroleum anuncia hoy de manera oficial la venta de combustible y aditivos en Puebla

La trasnacional British Petroleum (BP) abrió su primera gasolinera en marzo pasado en la capital del país, donde anunció que en cinco años llegarían a los mil 500 establecimientos. A siete meses del anuncio, la empresa británica que cambió su razón social por causar la muerte de 11 trabajadores por un derrame en el Golfo de México, inaugurará hoy viernes sus estaciones de servicio en la capital poblana.

Durante el acto de inauguración, realizado esa ocasión en el Museo del Cárcamo de Dolores en el Bosque de Chapultepec, el director general de BP México, Álvaro Granada, admitió que venderán la misma gasolina de Petróleos Mexicanos (Pemex), pero adicionada con un componente que impide que se pegue el polvo en el motor y éste arranque más rápido.

En 2012, British Petroleum se declaró culpable de los cargos criminales relacionados con el derrame de petróleo ocurrido en 2010 en el Golfo de México, que provocó las 11 muertes y el peor vertido en aguas costeras en la historia de Estados Unidos.


El directivo de PB destacó en su visita a México que las gasolinas que los consumidores podrán comprar en sus estaciones, ya sea magna o premium, cuentan con una tecnología llamada active, que permite un menor desgaste del motor y es exclusiva de la marca.

De acuerdo con una entrevista publicada en el diario nacional La Jornada, el director de la firma, Álvaro Granada, expuso que los precios del combustible serán determinados por el mercado.

Sin embargo, esa ocasión precisó que respetarán los precios máximos que seguirá fijando la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

A diferencia de los productos de Pemex, dijo que la marca ofertará precios competitivos, tecnología única y la prestación de servicios adicionales como tiendas de conveniencia.

En este mismo año, la Comisión Nacional de Hidrocarburo en México reveló que una red de oleoductos con capacidad de sobra podría permitir a México exportar a EU petróleo y gas desde Trión, el proyecto insignia en aguas profundas.

El titular Juan Carlos Zepeda explicó que Trión está ubicado en aguas profundas del Golfo de México y con recursos por cerca de 500 millones de barriles de petróleo crudo, fue adjudicada en diciembre por Pemex a la australiana BHP Billiton, que operará el proyecto de 11 mil millones de dólares.

Pemex, con una participación de 40 por ciento en el proyecto, comparte por primera vez los riesgos y recompensas de un desarrollo potencialmente lucrativo con una empresa privada.

Juan Carlos Zepeda dijo que construir un ducto a la costa de México sería más costoso y tomaría más tiempo, por lo que una alternativa para trasladar combustible a nuestro país es a través de ductos de Great White, en el lado estadunidense del Cinturón Plegado Perdido (CPP) –el segundo centro de producción de petróleo y gas más grande del mundo