Anuncian migrantes poblanos creación del Consejo Estatal de Autodefensas en Puebla

Un grupo de líderes migrantes poblanos radicados en Los Ángeles, California, y Nueva York, entre ellos el “rey de la tortilla” y el dirigente de la Casa del Migrante Poblano, dieron a conocer la creación del Consejo Estatal de Autodefensas en Puebla, para abatir la inseguridad y defender la soberanía de sus pueblos ante la indiferencia del gobierno morenovallista.

La creación de este organismo es en alianza con el Movimiento por la Alternativa Social (MAS), que dirigen Marco Mazatle Rojas y Ricardo Jiménez Ávila.

En rueda de prensa, los declarantes definieron que esta organización operará a partir de esta semana en zonas con presencia de grupos de autodefensas, como sucede en Tehuacán, San Martín Texmelucan y la región de la Mixteca.


“Puebla está en el comienzo de los niveles de inseguridad que presentaron ciudades como Matamoros, Michoacán y Monterrey, donde hoy han quedado rebasados por la autoridad”, denunciaron.

En ese sentido, señalaron que el gobierno oculta información sobre la inseguridad en el estado, al asegurar que Puebla es un lugar tranquilo.

“Así hablaban las autoridades de Monterrey hace 10 años; incluso decían que ahí no habría pelea de plaza por parte de los grupos criminales porque ahí estudiaban sus hijos y vivían sus familias, lo cual nunca se respetó y ahora pasa exactamente lo mismo en Puebla”, dejaron en claro.

Por tal razón, dieron a conocer que impulsarán la creación de grupos de autodefensas, auspiciados en la ley para evitar el caso de Michoacán, donde los propios pobladores sean quienes defiendan su patrimonio y a sus familias.

La alianza entre ambas agrupaciones fue considerada como un parteaguas para el movimiento social en Puebla, pues se sientan las bases para trabajar en dos temas prioritarios y que han sido ninguneados por las autoridades, la migración y la defensa cultural y de los derechos humanos de los pueblos.

Con la llegada del panista Rafael Moreno Valle al gobierno estatal, dijeron, la situación política y económica no ha cambiado, por el contrario expusieron que se ha agravado la descomposición social, pues no tiene la mínima intensión de resolver las demandas de las comunidades.

Por otro lado, Carlos Orea advirtió que van a denunciar las violaciones a los derechos humanos cometidos por el gobierno derechista en Puebla, en las ciudades donde se concentra la comunidad migrante poblana en los Estados Unidos de Norteamérica.

Entre estos temas, adelantó, está la privatización del agua y la crearán foros de análisis sobre la situación actual del migrante poblano.

“Nos preocupa la situación que viven nuestras comunidades, porque creemos que en el estado se puede crear las condiciones para frenar la emigración al país del norte, pero no existe interés por parte de las autoridades porque ven en la migración un gran negocio”

Aumento de 50 por ciento en emigración infantil

Por otro lado, informó que “hay una tremenda emigración de infantes, de niños migrantes hacia los Estados Unidos, que viajan bajo la falsa idea que serán nacionalizados por el gobierno de Barack Obama”.

Orea Alonso precisó que el incremento es de 50 por ciento, en comparación con el del año pasado. “De enero a la facha van más de 50 mil niños cruzando la frontera de México con Estados Unidos”.

Sin embargo, aclaró que esto es una mentira, pues el gobierno de Obama ha sido el que ha deportado al mayor número de migrantes en las últimas décadas.

Por lo que hizo un llamado a los poblanos a no enviar a sus hijos al vecino país del norte, con el afán de legalizarlos, cuando esto no va a suceder.

“Están exponiendo a los niños a la trata, a la prostitución, al tráfico de órganos y otras violaciones”, fue tajante.

Finalmente demandó al gobierno la creación de políticas públicas de defensa y apoyo no sólo para niños poblanos, sino para los hijos de migrantes.

“Tenemos que concientizar a las familias enclavadas en las comunidades marginadas, como la Mixteca y la Sierra Negra, para que los abuelos y los tíos no manden a los niños a Estados Unidos, porque los están entregando a bandas criminales”, concluyó.