Viernes, agosto 19, 2022
- Anuncio -

Se sabe qué hacer para corregir la contaminación del río Atoyac, asegura Andrés Barreda

- Anuncio -

Relacionadas

Agua de lluvia es insegura para su consumo en todo el mundo, según estudio

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Environmental Science & Technology, el agua de lluvia ya no...

El próximo 31 de julio se cierran las compuertas; no hay nada anormal en el nivel de la presa de Valsequillo: Conagua

A finales de julio se cerrarán las compuertas de la presa Manuel Ávila Camacho, mejor conocida como Valsequillo, y...

LA SEQUÍA, RIESGO LATENTE

La secretaria del Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial de Puebla, Beatriz Manrique Guevara, reveló que de las...

Destacadas

Presentan tres ONG internacionales un recurso para apoyar lucha del pueblo maseual

En apoyo a la demanda del pueblo maseual de no ser consultado sobre tres concesiones mineras que ya fueron...

Reitera el pueblo maseual rechazo a la consulta sobre tres concesiones mineras

El pueblo maseual reiteró su rechazo a ser consultado sobre las concesiones “Atexcaco I”, “Atexcaco II” del grupo Ferrominero...

Iniciarán investigaciones contra Mario Marín para frenar su excarcelación: Barbosa

Sobre el caso Lydia Cacho, el gobernador Miguel Barbosa Huerta dijo que su administración iniciará investigaciones contra el exmandatario...

El gobierno mexicano sabe cómo corregir la contaminación del río Atoyac y otros “infiernos ambientales”, aseguró el investigador Andrés Barreda, especialista en temas socioambientales y quien participa en representación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en un grupo interinstitucional que incluye a las secretarías de Salud (Ssa), Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), amén de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Entrevistado ayer por La Jornada de Oriente, el académico que ha acompañado por décadas las luchas de comunidades y organizaciones populares en defensa de su territorio hizo una amplia descripción de la problemática que ha impedido la limpieza de la Cuenca Atoyac–Zahuapan y consideró que entre los varios factores que contribuyen está la complicidad que gobiernos neoliberales dispensaron a las industrias que vierten sus desechos al afluente.

Indicó que ahora las autoridades, científicos y comunidades comprenden cabalmente a qué se enfrentan y consideró que hay cuatro acciones básicas e indispensables para lograr el saneamiento: la permanente vigilancia epidemiológica para evitar enfermedades derivadas de la polución; el saneamiento del agua, la aplicación de sanciones administrativas y penales a los agentes contaminantes y el establecimiento de ordenamientos territoriales similares al que hay en Cuetzalan del Progreso.

- Anuncio -

“Ahora, con la guerra de Ucrania, con el cambio de economía, la crisis del dólar, la confrontación de Estados Unidos con China, con esta partición de mercados en euroasiáticos y anglosajones, en el mundo anglosajón se está hablando de que viene muchísima inversión industrial a México. Eso nos da una ventaja; ahora para que llegue la inversión no hay que estar sacrificando al país, ni a la gente ni al medio ambiente. Ahora la demanda del país es menor que la oferta del capital internacional que quiere llegar; entonces el país puede perfectamente generar un empleo en condiciones, si no perfectas y óptimas, menos lacerantes y se podría tomar en serio decretar a estas regiones de emergencia sanitaria y ambiental, en lugares donde ya la destrucción de la salud y la contaminación es brutal y va a tardar décadas o tal vez nunca se va a poder revertir. Son lugares que merecen moratoria, es decir, la inversión debería ocurrir en otros lugares, pero no para que monten otra desgracia como la que existe en el Alto Atoyac. No. Que en el Alto Atoyac se empiecen a remediar todas las cosas y en las nuevas regiones se pueda regular”, expresó el científico.

“La 4T tiene que tener conciencia de que no basta con establecer un poquito de reglas o con establecer algo de atención médica. Se requiere una reforma profunda de la legislación, para proteger realmente e impedir que se creen nuevos infiernos ambientales. Se requiere, por supuesto, que se detenga lo antes posible la muerte de las personas, los procesos de desarrollo de enfermedades graves, la atención temprana. Muchas enfermedades que son graves se pueden curar si se detectan y atienden tempranamente. La región está llena de insuficiencia renal crónica y esta, si se le atiende tempranamente, puede tener una salida exitosa”, abundó.

Y entonces señaló: “Se debe establecer un programa de atención sanitaria; eso es en lo que está trabajando coordinadamente la Secretaría de Salud con la Secretaría del Medio Ambiente y el Conacyt. Este programa de atención urgente sanitaria se tiene que  establecer ya en toda la región, ¿y eso resuelve el problema?, no. Hay que dejar de contaminar, entonces hay que establecer todo un programa de vigilancia y de sanción, no solo administrativa sino penal, de quienes incurren en contaminación. ¿Y con eso basta?, pues no, porque además hay que hacer un programa de saneamiento, con plantas de tratamiento que sí estén adecuadas a la carga tóxica, es decir, que no sean una simulación. ¿Y eso resuelve el problema?, no. Se requiere de un verdadero cambio de leyes; se requiere planes de ordenamiento territorial, y en el ordenamiento territorial se requiere que haya participación del cuerpo científico nacional y de las comunidades agraviadas, que sean planes de ordenamiento territorial participativo, como el que ya vimos justo en la región de donde procede la secretaria del Medio Ambiente, la maestra (María Luisa) Albores, como hizo (la Unión de Cooperativas) Tosepan (Titataniske) en Cuetzalan. Estas cuatro cosas que le acabo de decir no son la solución total, pero pueden ayudar a amainar el problema, darle esperanza a la gente, pero no considerar que esto pueda tomarse como carta blanca para seguir haciendo lo mismo. Tendremos que aprender a desarrollar la industria como aprendieron los europeos a hacerlo o como están en este momento los chinos aprendiendo a hacerlo. Si ellos lo pueden hacer, ¿por qué no lo podemos hacer nosotros?, más ahora que ya no priva la corrupción, que ya no está permitida la corrupción”.

Explicó entonces que en las reuniones para sanear al Atoyac participan activamente el titular de la Ssa, Jorge Alcocer; su homóloga de Semarnat, María Luisa Albores; la directora del Conacyt, Elena Álvarez, y el mismo Andrés Barreda, y “ahí se ha comenzado a sumar la Conagua, no al más alto nivel, pero sí a nivel digamos de una subdirección, con la doctora Elena Bours, que es muy importante”.

Explicó que se han logrado “trabajos y metodologías de acción conjunta; ahora este grupo tiene que establecer comunicación y planes de acuerdo con el gobierno del estado de Puebla y con el gobierno del estado de Tlaxcala. Por eso le digo que está todo muy en pañales, se ha trabajado mucho, se ha hecho mucho trabajo de comprensión, no solo de la problemática objetiva de lo que ocurre y de diálogo y de escuchar a las comunidades, en ese sentido se ha hecho trabajo. Se ha hecho también mucho trabajo de identificación de los problemas estructurales que tienen las fragmentaciones dentro de las instituciones y del sistema normativo; se ha hecho mucho trabajo tratando de entender a qué nos estamos enfrentando. Bueno, todo eso ya lo tenemos claro y estamos por iniciar trabajo en campo, con planes específicos ya región por región; esto está por iniciar, y la realidad nos dirá si lo supimos hacer bien o no lo supimos hacer bien y nos equivocamos, pero este es el punto en que nos encontramos actualmente”.

La entrevista completa a Andrés Barreda puede verse en la serie “Las Reporteras” que se transmite en la página de facebook y el canal de YouTube de esta casa editorial.

- Anuncio -

Ultimas

Gobierno de Atlixco inicia instalación de semáforos que la ciudadanía solicitaba desde hace años para prevenir accidentes

La presidente municipal Ariadna Ayala dio arranque a la instalación de semáforos en dos de los principales accesos del...
- Anuncio -
- Anuncio -