Pobladores queman unidades y causan destrozos en la presidencia municipal de SPM

La noche del pasado domingo, pobladores de San Pablo del Monte realizaron actos vandálicos en contra de cinco unidades, entre ellas un vehículo de perifoneo y una patrulla, así como en la presidencia municipal

La noche del pasado domingo, pobladores de San Pablo del Monte realizaron actos vandálicos en contra de cinco unidades, así como en la presidencia municipal, además de que retuvieron a cuatro elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), debido a la desaparición de dos menores de edad.

Alrededor de las 23 horas, un hombre del barrio El Cristo denunció la desaparición de dos menores (un niño y una niña), supuestamente porque habrían sido llevados por un sujeto a bordo de una auto compacto de color blanco.

La reacción de los pobladores no se hizo esperar, ya que varias decenas de vecinos se concentraron frente a las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública municipal para exigir una respuesta inmediata y dar con el paradero del supuesto plagiario y de los menores de edad.


Pero al no obtener respuesta por parte de las autoridades, procedieron a prender fuego a una unidad de perifoneo que estaba estacionada en la convergencia con la calle Pablo Sídar y también a una patrulla de la CES.

Luego de agredir y retener a cuatro uniformados, los vecinos se trasladaron a la parte baja de la presidencia municipal donde causaron destrozos, sin que nadie hiciera algo por impedirlo.

Por lo anterior se aplicó un operativo de seguridad para ingresar a la presidencia municipal a fin de rescatar a los elementos que fueron agredidos y privados de su libertad, así como también recobrar la gobernabilidad en este.

No obstante, los infantes fueron localizados minutos después, quienes salieron de su domicilio por “razones familiares”.

Por la mañana de este lunes, las autoridades realizan una valoración puntual de las afectaciones que dejó la violencia de la noche anterior, si bien los dos menores fueron localizados y se confirmó que se trató de un asunto familiar.

Hay que recordar que este suceso es similar al que se vivió en Cuapiaxtla semanas atrás, supuestamente porque había sido secuestrado un adolescentes y al final resultó que se había ido con una conocida a la Ciudad de México.

Por su parte, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) abrió nueve indagatorias por estos hechos violentos y descartó que los dos menores de edad estuvieran  privados de su libertad, pues se trató solo de una falsa alarma.

Los hechos ocurrieron cuando un grupo numeroso de personas provocó daños y destrozos en diferentes zonas del municipio de San Pablo del Monte, bajo el pretexto de que un sujeto trató de privar de la libertad a dos menores de edad, lo que resultó falso.

Sin embargo, derivado de estos actos violentos, el síndico del ayuntamiento interpuso la denuncia correspondiente por los daños provocados a la presidencia municipal, a la biblioteca virtual y a tres patrullas; por su parte, empleados de Correos de México hicieron lo propio por los destrozos ocasionados a sus oficinas y a dos motocicletas.

Además, la CES interpuso la querella pertinente por el robo de 15 armas de fuego, tres unidades quemadas y cuatro elementos de la corporación lesionados.

A la vez, en la madrugada del 26 de diciembre, el fiscal inició cinco carpetas de investigación por igual número de policías estatales lesionados y que ingresaron al Hospital General de la Secretaría de Salud (Sesa) en Tlaxcala.

Por su parte, la PGJE abrió una investigación de oficio por los daños provocados a un cajero automático ubicado a un costado del ayuntamiento, y se espera que en las próximas horas el presidente municipal se presente ante el agente del Ministerio Público y denuncie los daños a su domicilio y a otras unidades particulares.