Piden transportistas al gobierno autorizar circulación de unidades híbridas en Tlaxcala

Piden transportistas al gobierno autorizar circulación de unidades híbridas en Tlaxcala

Ante el encarecimiento del precio de la gasolina, la Coordinadora Estatal de Transporte (CET) pidió al gobierno estatal que autorice la circulación de unidades híbridas que utilicen gas natural, pues de esta manera disminuiría significativamente el gasto por este concepto, señaló Hugo Salado del Razo, uno de los representantes de esta organización en la entidad.

El dirigente refirió que la operación de vehículos que combinan el uso de ambos combustibles, impactaría positivamente en la economía de este sector, pues la diferencia del costo entre ambos es importante.

El precio del gas natural es de alrededor de 8 pesos el litro, mientras que el de gasolina magna, es de más de 17 pesos, por lo que de lograr este permiso –apuntó– “medio amortiguaría la situación económica, por la que el sector atraviesa, pero el gobierno debe permitir la circulación con un cambio al reglamento de transporte público”.


Explicó que de prosperar este planteamiento, se adaptaría a los vehículos un tanque de gas natural, para que la función sea dual. Al respecto, la CET participaría en una reunión en la Ciudad de México, para hablar sobre este tema y el de las placas solares, así como de la forma en que se implementará el uso de electricidad, “para cargar energía a los vehículos del transporte colectivo”, acotó.

En cuanto a las mesas de diálogo con autoridades estatales para abordar los problemas de inseguridad pública, principalmente el robo de camionetas de transportistas, anotó que se han efectuado con la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y la Secretaría de Gobierno (Segob).

“Estamos en espera de un plan que se va a dar de acuerdo a una modificación a la ley, para instalar cámaras de seguridad, botones de pánico y propaganda, además de la realización de convenios con las empresas patrocinadoras”, dijo.

En cuanto a los robos de unidades del servicio colectivo que se han perpetrado, comentó que la sociedad “sabe perfectamente cómo está la situación, se calmó un poco pero no tarda en que vuelvan a suceder; vamos a estar más preparados”, y confió en que las pláticas sostenidas con funcionarios públicos y las medidas de seguridad en taxis y camionetas, repercutan en la disminución de la delincuencia.

Las autoridades ofrecieron agilizar los procedimientos, “porque es una bonquísima sacar” una unidad que fue asaltada y recuperada. La idea es que en lugar de que este trámite se realice en tres meses, “sea lo más pronto posible, porque tenemos el problema de que son vehículos que nos están financiando y, en este caso, a las compañías no les interesa que se las hayan robado, los pagos se siguen dando semanal o mensualmente”.