Empresarios solo llaman a sus trabajadores al voto libre, razonado e informado: CET

Los empresarios no están llamando a sus trabajadores a no votar por un determinado candidato, sino que hacen uso de la libertad de expresión que tienen como ciudadanos, “porque un empresario no deja de ser ciudadano, a fin de fomentar el voto libre, razonado e informado”, aseveró el presidente del Centro Empresarial de Tlaxcala (CET), Noé Altamirano Islas.

Cuestionado sobre los señalamientos a nivel nacional de que los empresarios están llamando a sus trabajadores a no votar por el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, dijo que “no hay coacción del voto, esa no es la intención, no ha sido ni será, lo que buscamos es que los ciudadanos tengan información para una libre elección de acuerdo con una visión de futuro que ellos coincidan que es para México”.

También se le preguntó si al interior de los centros laborales hay polarización entre los trabajadores por el proceso electoral en curso. Al respecto, respondió que no tiene información en ese sentido, pero “lo que tengo claro es que todos estamos involucrados y estamos en esta parte de compromiso de que el proceso electoral se lleve en paz, en calma,  nos interesa que el ciudadano tenga la información correcta y pueda contrastar cuáles son los mejores perfiles que tenga en sus manos para leer, escuchar y entender las propuestas de los candidatos en los diferentes puestos de elección popular”.


Respecto de la aplicación de aranceles a la importación de aluminio y acero por parte del gobierno de Estados Unidos, Altamirano Islas dijo que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), a la cual está adherido el CET, rechaza esas medidas y reconoció y respaldó las disposiciones que adoptó el gobierno mexicano en contraparte a lo determinado por la administración de Donald Trump.

Dijo que hay incertidumbre entre los empresarios de saber en qué términos afectará la aplicación de los aranceles, pero de momento con las medidas adoptadas por el gobierno mexicano, los empresarios se sienten satisfechos.