Alza al precio de combustibles, golpe bajo al bolsillo: CAP

Integrantes del CAP criticaron el alza al precio de los combustibles en el presente año. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Integrantes del Congreso Agrario Permanente (CAP) calificaron como un “golpe bajo” el alza al precio de los combustibles a partir de este 1 de agosto decretado por el gobierno federal, pues señalaron que esta medida impactará de manera negativa en 4 por ciento en los bolsillos de la población mexicana, lo cual genera molestia e inconformidad en el sector campesino.

En rueda de prensa, el coordinador local del CAP. José Isabel Juárez Torres criticó el incumplimiento que ha hecho el gobierno de Enrique Peña Nieto al anunció de inicios de 2016 de que no autorizaría otra alza al precio del combustible en el transcurso del año, pues el que entró en vigor este lunes es el segundo gasolinazo.

Vale anotar que a partir de este lunes el precio de la gasolina Magna es de 13.96 pesos por litro, de la Premium es de 14.81 pesos y del diesel de 13.98 pesos.


“Estos aumentos significarán incrementos en todos los artículos de primera necesidad y los productos de la canasta básica ya no podrán satisfacerse por los bajos salarios, al grado que esto incrementa los niveles de pobreza alimentaria y tiene repercusiones en los servicios de salud, educación,  transporte y en esta etapa de regreso a clases se resentirá más”, expuso Juárez Torres.

Además, recordó que los recortes presupuestales en 2016 decretados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) han ocasionado el despido de más de 12 mil personas en diferentes dependencias de los gobierno federal y estatal, aunado a que los raquíticos apoyos que recibía la gente del campo han disminuido, como es el caso del Proagro Productivo que el año pasado era de mil pesos por hectárea y hoy es de 700 pesos.

Advirtió que la política económica del gobierno federal incrementa el trabajo de los menores de edad, ya que al no haber recursos en los hogares, los niños buscarán generar un ingreso para su casa.

En tanto. Claudio Flores Espina, también integrante del CAP, señaló que el incremento al precio de los combustibles afecta a los campesinos porque utilizan diesel para sus actividades, aunado a que también se espera un alza al valor del fertilizante  y eso lleva a una situación difícil al productor para subsistir.

Alza a los combustibles no le importa al gobierno

Lamentó que los combustibles aumenten 4 por ciento en su precio y el salario mínimo no avance más, “es un golpe bajo para la gente, porque el alza afecta el bolsillo de los mexicanos, parece que al gobierno no le importa eso”.

Puntualizó que el gobierno debe apostarle a la reforma al campo, porque no ha querido implementar una política agropecuaria para fortalecer a este sector, a través del impulso de  proyectos productivos.