RECONSTRUCCIÓN: FALTAN A LA VERDAD

En el proceso de reconstrucción cada día es más evidente la intervención de empresas constructoras que están llevando a cabo campañas de engaño. Foto: Esimagen

El gobierno federal y el del estado se habían comprometido a que el proceso de reedificación de viviendas de damnificados por el sismo del 19 de septiembre pasado se haría por reconstrucción, pero cada día es más evidente la intervención de empresas constructoras que están siendo alentadas y avaladas por las autoridades.

En muchos casos estas compañías inmobiliarias están llevando a cabo verdaderas campañas de engaño a la gente, presentándose sin decir de dónde son, con el gancho de que si las escogen para recuperar sus hogares, les aportarán 44 mil pesos extras y que lo que deben hacer es solo entregarles las tarjetas de débito y materiales que el gobierno les dio a los damnificados, con lo cual a finales de marzo recibirían mano en llave su nueva morada.

Hay que recordar que a las viviendas declaradas en pérdida total recibirán 120 mil pesos del gobierno.


Por el tamaño de las casas y el gasto planteado, el costo de cada metro cuadrado sería de 4 mil pesos, lo cual sobrepasa al que tiene cualquier inmueble de interés social, que es de aproximadamente 2 mil 500 pesos, con dimensiones más amplias y contando con todos los servicios.

Ya se habla de porcentajes que se tienen que pasar a las autoridades para poder entrar a este negocio y es por eso necesario vigilar el proceso para evitar más intromisiones de las empresas en un proceso que debe ser dirigido por los damnificados, a quienes los gobiernos deben cumplir la palabra empeñada.