Toman diputados electos de Morena el Congreso de Puebla; amagan a Gali con juicio político

FOTO: esimagen / Ramón SienraFOTO: esimagen / Ramón SienraFOTO: esimagen / Ramón Sienra

Los diputados electos de la coalición Juntos Haremos Historia tomaron el Congreso de Puebla durante la sesión de la Comisión Permanente, para exigir a gritos a los legisladores en funciones iniciar un juicio político contra el gobernador Antonio Gali Fayad para su destitución, ante el incremento de la inseguridad y de los actos de ingobernabilidad durante su mandato.

Asimismo, demandaron a los legisladores desistir del nombramiento del dirigente estatal del PRD, Jorge Benito Cruz Bermúdez, como magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), al considerarlo una imposición del ex mandatario y actual senador electo del PAN Rafael Moreno Valle Rosas.

En segundos, se vieron rodeados

Los próximos representantes populares de Morena, PT y PES ingresaron al pleno con un centenar de acompañantes, justo dos semanas antes de rendir protesta de cargo y convertirse en la nueva mayoría del Poder Legislativo, actualmente en manos del PAN y de sus partidos aliados: el PRD, PRI, Nueva Alianza (Panal), Compromiso Por Puebla (CPP), PVEM y Movimiento Ciudadano (MC), es decir, casi la totalidad del Congreso.


En segundos, los integrantes de la Comisión Permanente, la mayoría de Acción Nacional, quedaron rodeados por quienes fueron sus adversarios en la pasada contienda electoral.

A los manifestantes sólo los mantuvo a raya la valla de cemento que separa la zona de las curules de las galerías, desde las cuales reclamaron la conducción de los integrantes de la LIX Legislatura en funciones, a quienes tacharon de “vendidos”, “arrastrados”, “corruptos” y “asesinos”.

Los calificativos hacia los representantes populares en funciones se intercalaron con la consigna principal de la protesta, “fuera Moreno Valle”, a quien acusan de controlar a todos los poderes en el estado y órganos autónomos desde su arribo a la gubernatura el 1 de febrero de 2011 y tras la conclusión de su mandato el 31 de enero de 2017.

A un costado de la tribuna, José Juan Espinosa Torres, uno de los líderes de la protesta, levantó la voz para hacerse oír sobre el presidente de la Comisión Permanente, Germán Jiménez García, quien trató de ignorar la manifestación para seguir conduciendo la sesión. De vez en vez, pedía orden en galerías, pero los gritos de los inconformes nunca cesaron.

“Estamos a tan sólo ocho días hábiles de que concluya el periodo de la LIX Legislatura, legislatura que se ha caracterizado por su entreguismo y subordinación a los intereses de Martha Érika Alonso de Moreno Valle (gobernadora electa) y Rafael Moreno Valle Rosas.

“Y aquí estamos las y los diputados electos por las urnas para exigir que el día de mañana no sea electo como magistrado el dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática, Jorge Benito Cruz Bermúdez. El gobernador Tony Gali, haciendo eco de las órdenes que recibe del ex gobernador Moreno Valle, pretende nombrar como magistrado del Tribunal Superior de Justicia a quien hasta hace unas horas fue dirigente del PRD en Puebla”, reclamó Espinosa.

Linchamiento en Acatlán, el motivo

A su vez, Gabriel Biestro Medinilla, quien coordinará a la bancada de Morena y fue otro de los líderes de la protesta, acusó a Antonio Gali de priorizar su papel de operador del morenovallismo, en vez de velar por la seguridad y gobernabilidad del estado.

Para el líder de Regeneración Nacional, el resultado de la mala práctica de gobierno fue el linchamiento de dos campesinos en el municipio de Acatlán por parte de una turba que los acusó de ser secuestradores.

“Tony Gali va a tener que responderle a la ciudadanía por su falta de capacidad e interés en solucionar los problemas. Mientras ayer estaba tomándose la foto con muchos presidentes municipales, hablando supuestamente de inseguridad, estaban quemando vivos y linchando a dos personas inocentes”, advirtió.

Biestro pidió a los diputados en funciones “dignificarse” promoviendo el juicio político contra el mandatario local y, de no hacerlo, amenazó con promoverlo él mismo cuando asuma el cargo el 15 de septiembre próximo.