MANO DURA VS. FEMINICIDAS

Es necesario revisar las políticas públicas tendientes a erradicar la discriminación de mujeres, castigando con todo el peso de la ley las prácticas machistas y misóginas. Foto: es imagen.

El diputado federal por Morena Alejandro Armenta Mier  exigió que en Puebla se emita la alerta de género debido a los 94 feminicidios cometidos en lo que va de 2017, los cuales se dan por la “falta de justicia ante la apatía de las autoridades”. Acompañado del también legislador federal de la misma fuerza política, Rodrigo Abdala, exigió que el gobierno de Antonio Gali Fayad actué con “congruencia, seriedad y mano dura”.

Durante el sexenio anterior, los asesinatos de mujeres por razones de género alcanzaron una incidencia siniestra, pero las autoridades del Poder Ejecutivo lejos de enfrentar la situación, la omitían olímpicamente en sus discursos o bien, ofrecieron medidas cosméticas, como la de una línea de atención a víctimas que se limitaba a dar consejos, en el mejor de los casos, y a brindar consuelo, en el peor, como lo pudo constatar una investigación realizada por esta casa editorial.

Por supuesto que se espera que la nueva administración estatal no deje solo en la arenga y para la difusión mediática su preocupación sobre los feminicidios y se pase de inmediato a los hechos para remediar la situación.


Para tal efecto, será necesario revisar, analizar y corregir las prácticas cotidianas que se dan desde las instituciones públicas, ejecutando, como lo ha dicho el mandatario estatal, políticas públicas tendientes a erradicar la discriminación de mujeres, castigando con todo el peso de la ley las prácticas machistas y misóginas, pero, sobre todo, garantizando la equidad en el aparato de gobierno y la prevención de la violencia, para que ese ejemplo pueda verterse de manera natural en la sociedad poblana que, por desgracia, padece aún muchas conductas atávicas.