Liberan a Carrasco, uno de los detenidos por el homicidio de Cano

Tehuacán. Ángel de Jesús Carrasco López, uno de los detenidos por el secuestro y posterior homicidio de Isarve Cano Vargas, cometido el 17 de abril de 2015, quedó en libertad en los últimos minutos del miércoles, informó el padre del liberado, Ángel Carrasco Rivera.

Detalló que dentro del expediente de amparo 324/2015 interpuesto por Ángel de Jesús, el tribunal colegiado finalmente instruyó al juzgado segundo de lo penal a emitir un resolutivo, que fue de libertad.

Para Carrasco Rivera, con ese dictamen se demostró que las autoridades judiciales en Puebla cometieron una serie de irregularidades tanto al momento de la detención, así como como durante el resto del proceso que se inició contra su hijo.


Aseguró que su hijo fue golpeado, amenazado y obligado a firmar los documentos en los cuales asumía la culpa en el crimen; sin embargo, expresó que al final del procedimiento se demostró que es inocente.

Puebla, Pue.28-05-2015 Los padres de Ángel de Jesús Carrasco López, acompañados por otros familiares, se postraron a las puertas de la Procuraduría General de Justicia, en donde denunciaron irregularidades en el proceso acusatoria que cae sobre su hijo como cómplice del asesinato de Isarve Cano Vargas. Foto.- Ángel Flores/esimagen.com.mx!!
Los padres de Ángel de Jesús Carrasco López, acompañados por otros familiares, denunciaron irregularidades en el proceso acusatoria que cae sobre su hijo. Foto:Ángel Flores/Esimagen.

Para Ángel Carrasco el encarcelamiento de su hijo, que duró un año 10 meses, fue por decisión del ex gobernador Rafael Moreno Valle, pues dijo que coincidentemente justo el día que dejó el cargo, se ordenó la liberación de Carrasco López, por lo cual manifestó que “evidentemente que la justicia se aplicó al arbitrio de una sola voluntad pisoteando las garantías constitucionales”.

Isarve Cano, era estudiante de la UAP y líder de la agrupación priista Red de Jóvenes por México. El 17 de abril se comunicó con sus padres para informar que uno de sus amigos, de nombre Jairo Adán Gutiérrez Cabrera, se ofreció trasladarla a Tehuacán y quien dijo que la había dejado en el centro y ya no supo de ella.

El padre de la víctima declaró en 2015 que había elementos suficientes para demostrar la culpabilidad de Carrasco, por lo que pidió el peso de la ley contra los detenidos.