Aún hay mucho por conocer y estudiar de Hernán Cortés, señala el historiador Arturo Talavera

“Hernán Cortés es uno de los seres humanos sobre los que más páginas se han escrito en la historia, sin embargo, aún queda mucho por conocer y estudiar en él”, consideró Arturo Talavera Martínez ■ Foto Abraham Paredes

“Hernán Cortés es uno de los seres humanos sobre los que más páginas se han escrito en la historia, sin embargo, aún queda mucho por conocer y estudiar en él”, consideró el gestor cultural del Museo del Templo Mayor (MTM), Arturo Talavera Martínez.

Al impartir una conferencia magistral relativa al rol que el militar español tuvo en el proceso conocido como Conquista de México, el historiador ofreció una síntesis de los acontecimientos que precedieron a la marcha del conquistador sobre los territorios de la península de Yucatán y el centro de México.

El primer evento analizado por el especialista fue el descubrimiento de América en 1492, y el efecto que tuvo en el reordenamiento de la geopolítica occidental y el surgimiento de un sinfín de misiones que los principales imperios europeos enviaron en los años subsecuentes para explorar y, eventualmente, expandir sus dominios al llamado “Nuevo Mundo”.


Así, fue paulatina la presencia que sobre el Caribe y algunas partes de la América continental –asumida todavía como una isla–, establecieron españoles, portugueses, ingleses y franceses, principalmente.

Indico que “en un lapso de entre 20 y 25 años, esos reinos fomentaron un sistema de leva en la población que habitaba las islas”, lo que condujo a un agotamiento de la mano de obra y, en 1517, a la primera incursión española en Yucatán, comandada por Francisco Hernández de Córdoba.

Al hablar de ésta expedición y de la emprendida un año más tarde por Juan de Grijalva, ya cuando en Cuba y en Madrid era conocida la existencia de mayores tierras y estaba comprobada la existencia de oro y piedras preciosas en ellas, Talavera Martínez recordó que, en los pueblos mayas de la península, e incluso en México–Tenochtitlan, era sabida la presencia en ultramar de los españoles.

El especialista recordó que tanto los cronistas de la época como los integrantes de las inmersiones españolas: Hernán Cortés y Bernal Díaz del Castillo, por ejemplo, describen en sus memorias o informes la forma en que los mayas peninsulares se referían a ellos como “castilán”, en alusión a Castilla.

Lo anterior, dijo, se debía a que en territorio mesoamericano vivían ya dos españoles: Gerónimo de Aguilar y Gonzalo Guerrero, náufragos que de distinto modo se adaptaron a la vida entre los mayas, el primero como una especie de ‘tesorero’ de un cacique, y el segundo como un líder guerrero que incluso combatió a las fuerzas traídas en su momento por Hernández de Córdoba.

El gestor cultural del MTM dijo que este complejo panorama, en el que había ya un mestizaje propiciado por Gonzalo Guerrero, y en el cual la Corona española tuvo noticia de sociedades con sistemas económicos y políticos, arquitectónicos y cosmogónicos más complejos que los que había encontrado en el Caribe, formó el escenario para la expedición de Cortés en 1519.

Arturo Talavera concluyó que, en el marco de las conmemoraciones y ante la trascendencia social que el proceso de Conquista ha adquirido en meses recientes, es ahora más que necesario estudiar la figura de los individuos o bien los factores que incidieron en él. Adelantó que ofrecerá más conferencias en el MTM centradas en Cortés desde su salida de Cuba en febrero de 1519, su paso por Cozumel y las tierras mayas, su entrada en lo que hoy es Veracruz, y el inicio del largo proceso de dominio sobre el imperio mexica y diversas poblaciones indígenas.