Ni te imaginas. Trabajo de AHMET por holganza del gobierno.

La promoción turística de Tlaxcala permite en el probable visitante construir un imaginario que una vez llegando a la entidad participará de múltiples y diversas experiencias gastronómicas

Ni te imaginas… descúbrelo! Es la marca que el gobierno de Tlaxcala impulsa para crear capacidades y reconvertir al turismo en eje de desarrollo económico. La Asociación de Hoteles y Moteles del Estado de Tlaxcala (AHMET) es la mayor beneficiaria de la inversión realizada por la federación y el estado.

Se busca sembrar en ellos la semilla de la cultura como generadora de riqueza. Como apunta Yánez Díaz. “La empresa privada, debido a la falta de cohesión entre sus miembros. Hasta el momento cada sector actúa en función de sus propios intereses gremiales. Hoteleros, restauranteros y agentes de viajes no han logrado constituir una asociación o consejo de empresas turísticas”.

Parece que la experiencia ha terminado en el turismo por subcontratación. El outsourcing emerge como la estrategia central del proyecto patrocinado por el Instituto Nacional del Emprendedor en 2015. Nace con el nombre de Tonalli Tlaxcala y se transforma en Clúster Empresarial Turístico Cuatro Señoríos. Adopta la idea de corredor gastronómico y aterriza en producto gastronómico.


El reto sigue siendo ofrecer una experiencia diferente al simple conocer con el que llegan 7 de cada 10 visitantes. No hay que olvidar que Tlaxcala está a la vera de uno de los mercados más poderosos de la república mexicana, el de la Ciudad de México. Además tiene competidores como Oaxaca, Veracruz, Hidalgo, Morelos y el Estado de México.

Ni te imaginas… descúbrelo!

Con el propósito de reforzar la competitividad de las empresas del sector turístico. A lo largo de 2015. Como parte de la marca “Tlaxcala… Ni te imaginas, descúbrelo”. La Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico (SETUDE) y el Instituto Nacional del Emprendedor apoyan la iniciativa “Tonalli Tlaxcala”.

La primera presentación muestra que 7 de cada 10 turistas que llegan a la entidad lo hacen para “conocer”. Así de simple, sólo para conocer. Lo que explica que 5 de cada 10 arriben a las ciudades de Tlaxcala (24%) y Apizaco (27%). Ni te imaginas que a los pueblos mágicos apenas llegue el 14 y 2 por ciento (Huamantla y Tlaxco).

En la segunda se plantean cambiar para ofrecer: “Productos y servicios únicos, experienciales, innovadores, y renovados con alguna frecuencia. Más visitantes, y mayor gasto por parte de estos. Excelente atención a los visitantes, con personal altamente capacitado en servicios generales y específicos. Talento humano prima sobre la infraestructura y mayor personalización de las actividades (estas se adaptan al visitante)”.

En la tercera se forman 2 grupos de trabajo para implementar 4 líneas de acción. Éstas son: Programa integral para el desarrollo de productos y servicios experienciales. Impulso a la tecnología en el turismo. Programa de capacitación de servicio al cliente para la comunidad turística y Gestión pública para la dinamización del entorno.

Llama la atención el número de integrantes, así como el tipo de “empresas”adscritas a cada uno de los grupos. Ni te imaginas que el coordinador institucional sea el actual Secretario de Educación Pública, Manuel Camacho Higareda. Sin duda un especialista en turismo.Tan capacitado en el área como el que actualmente despacha en la SECTUR.

La transformación de la AHMET en CETURS

Carlos Hernández Whaibe, eterno dirigente de la Asociación de Hoteles y Moteles del Estado de Tlaxcala (AHMET), afirma: “la asociación ya queda chiquita y por eso la propuesta de crear el Clúster Empresarial Turístico Cuatro Señoríos. Para dar un salto cuántico, elevar la apuesta y convertirnos en jugadores de alto desempeño. Lo que estamos sugiriendo es [llevar] a otro nivel de desarrollo la colaboración sistémica hasta posicionar a Tlaxcala como un destino turístico de excelencia”.

Afirma que el “crecimiento anual promedio de 11 por ciento de la afluencia turística, 13 por ciento de crecimiento anual en la ocupación hotelera, 430 millones de pesos de derrama económica promedio anual y un aumento de 80 por ciento en la recaudación del impuesto sobre hospedaje”. Es producto del trabajo de la AHMED. No del gobierno del Estado.

“Los objetivos estratégicos de este clúster serían alinear a los actores del sector para generar sinergia e influir en la toma de decisiones para la competitividad sistémica y lograr una visión compartida; establecer la conectividad del sector para mejorar el nivel de comunicación entre éste y las partes interesadas; capitalizar las empresas del sector para mejorar la infraestructura y equipamiento, fortalecer el capital humano, aprovechar los programas de apoyo de los gobiernos federal y estatal, así como diversas fuentes de financiamiento; y reforzar las acciones público–privadas, presentando propuestas a las autoridades para que los proyectos puedan trascender.”

Con sabor a Tlaxcala. Agave turismo.

En los albores del gobierno de Marco Mena, los secretarios de la división de la SETUDE. El de Turismo y el de Desarrollo económico, anuncian la creación del corredor gastronómico de la capital. Participan Café Gourmet Sucre (Leticia Guerrero), Restaurante Mextli (Armando Vázquez); Marisquería Mandinga (Roberto Muñoz), Asador del vecino (Silvia González), Restaurante La Mexicana (Víctor Cordero), Hotel La Colina (Juan Carlos Hernández) y Hotel Alifer (Juan Popócatl).

En julio de 2017, el presidente de la AHMET declara: “El proyecto gastronómico se está ampliando porque tiene que ver con productores, artesanos. Su base es la seguridad alimentaria, la misma comunidad dio a conocer que es lo que observa y conoce… ” Estamos en trámite, sin embargo, nosotros vamos a continuar, la gente está muy motivada, tenemos un ritmo. resaltó.

Al hacer público el concepto de “Agave Turismo” con los tours: Vive a través del Maguey, la Semilla de los Dioses, la Raspada, Raíces Magueyeras y el Maguey, Esencia y Tradición. Podría inferirse que se trata de “los productos y servicios únicos, experienciales, innovadores, y renovados con alguna frecuencia” que se proponen desde la segunda reunión de tonalli.

En la presentación se insiste en el propósito de que estas acciones permitan ubicar a Tlaxcala entre los “10 principales destinos gastronómicos de México para el año 2021”. Es de llamar la atención que esta experiencia haya sido desarrollada más por consultores que por empresarios tlaxcaltecas.

Quizá por ello el sitio de agave turismo comienza con una negación.  “En Tlaxcala no encontrarás grandes complejos turísticos ”. Al reconocer lo que no tiene. Propone al visitante encontrarse con  “gente real que trabaja y ama a su tierra, con ellos vivirás experiencias inolvidables y aprenderás a amar Tlaxcala como lo hacen ellos”.

Gastrotour sin gastro. Ni te imaginas

La promoción turística de Tlaxcala, permite en el probable visitante construir un imaginario que una vez llegando a la entidad participará de múltiples y diversas experiencias gastronómicas. Como las del mercado en Oaxaca, Los restaurantes gourmet de cocina local de Puebla, o los puestos en las calles de los pueblos de Hidalgo.

Pero rápidamente se da cuenta, de que si va al mercado sólo puede comprar algunos productos, entre otros -tlacoyos, quesadillas, moronga y tortas. Su experiencia se amplía en las calles con los tacos sudados y los tamales. Pero tendrá que hacer un trabajo policiaco para descubrir un lugar que se convierta realmente en “la” experiencia gastronómica.

Los restaurantes del centro de la ciudad, incluyen una o 2 cosas de la cocina tlaxcalteca. La industria gastronómica tlaxcalteca ha crecido rumbo a la cocina argentina e italiana –carnes,pizzas, pastas-. La explosión de sabores y colores se transforma en un aburrido menú, cuyo único atractivo es que se presenta en cazuelas o se ofrece como buffet.

Urge rescatar experiencias exitosas como las de la fonda de las artesanías en tiempos de Yolanda Ramos o poner ese lugar a disposición de Honorina Arroyo, ganadora del máster chef México. Ni te imaginas.