Morena, encuestas y transparencia

A diferencia de la dirigencia de Morena de Ciudad de México, la de Tlaxcala no ha salido a confirmar los resultados de las encuestas aplicadas en la entidad para designar a los coordinadores de organización territorial, papel que les daría el pase automático a las candidaturas a diputados federales y senadores por este partido para 2018.

Esta falta de claridad ha motivado a varios aspirantes a esos cargos a continuar con los acercamientos con dirigentes nacionales de Morena o a buscar establecer acuerdos con liderazgos estatales o posibles contrincantes para lograr la nominación o una convencional alianza, en el entendido de que nada es definitivo todavía.

Esta situación se presenta tanto en el distrito federal 01 como en el 02 y en el 03, así como para el Senado, pues ninguno de quienes formaron parte de la famosa encuesta, incluso los que aparentemente resultaron ganadores, siente la seguridad de tener la candidatura en la bolsa.


La dirigencia estatal de Morena, por cierto bajo el mando de un hijo de Andrés Manuel López Obrador, tendrá que salir al paso y transparentar el método utilizado en la encuesta y sus resultados, de lo contrario el caso de Ricardo Monreal, aspirante perdedor en Ciudad de México, no tardará mucho en replicarse en la entidad.

Según estudios demoscópicos, este partido encabeza las preferencias de cara a las elecciones federales del próximo año y en sus manos está que se cumplan con esas expectativas, pero para ello deberá realizar el proceso más trasparente posible para la elección de sus candidatos.

Si no es así, es que no aprendió la lección de los comicios locales del año pasado, cuando no se dieron a conocer los resultados de la encuesta aplicada y se impuso a una candidata al gobierno del estado que solamente les dio para colocar a un diputado por la vía plurinominal en el ámbito local.