La venta de combustible es de entre 45 y 60% de lo que se tenía en tiempos normales: GUEPT

La venta de combustible es de entre el 45 y 60 por ciento de lo que se tenía en “tiempos normales”, esto es, antes de la crisis por el desabasto de hidrocarburos y ahora por la pandemia de Covid-19, informó la presidenta de la asociación Gasolineros Unidos de los Estados de Puebla y Tlaxcala (GUEPT), Luz María Jiménez Almazán.

Es por ello que la situación es preocupante para este sector, pues además los dueños de las estaciones de servicio enfrentan escasez de gasolina Premium y se raciona el abasto de la Magna, agregó.

“Tenemos que rogar para que Petróleos Mexicanos (Pemex) nos dé combustible, ponen cualquier pretexto. Las cosas no están muy bien, estamos muy preocupados y esto va más allá de preferencias políticas, aquí estamos hablando de la economía de un país que tiene que sobreponerse a la adversidad y debe seguir su camino”, asentó en entrevista.


Jiménez Almazán mencionó que la gente debe tener gasolina disponible para sus actividades y los despachadores merecen tener un sueldo, pero “es grande el problema en el que estamos todos en este país y el peligro es real, si no ponemos a tiempo los puntos sobre las íes, no sabemos hacia dónde esto pudiera llevarnos”.

Aunado a ello, recordó que los dueños de las estaciones de servicio no disponen de recursos para cumplir la obligación de escalar electrónicamente sus dispensarios o bien adquirir equipos nuevos.

“Hay gasolineras de ubicación privilegiada que ya se recuperaron y de vender 35 mil litros al día están vendiendo 25 mil, pero otras que vendían 15 mil están vendido 4 mil litros, evidentemente esta situación perjudica más al que menos tiene”, ahondó.

La dirigente de la GUEPT comparó que las gasolineras pequeñas, las que están en poblados alejados, venden menos porque esas pequeñas localidades prácticamente están atrincheradas y no tienen actividad, entonces ganan menos, tienen menos dinero y seguro son las que van ir a clausurar las autoridades por no renovar sus dispensarios.

Las autoridades “no se van a meter con cadenas grandes o grupos poderosos políticamente, incluso que sus dueños son políticos, se van ir con el dueño de la gasolinera que está metida en la sierra y que no tiene más contactos que los de su familia y aunque sepan los riesgos que implica no cumplir la disposición de la NOM–005–SCFI–2017, no puede hacer nada si sólo vende 4 mil litros al día y no puede contraer una deuda de 2 o 3 millones de pesos, imposible”.

“Estamos vendiendo un 45 o 60 por ciento de lo que se vendía en tiempos normales, antes de la pandemia y de crisis económica”, puntualizó.