Martes, mayo 11, 2021

Una pésima noticia

Destacadas

Asegura Barbosa que su gobierno no interviene en la campaña y pide a ediles no desviar recursos

El gobierno del estado no está interviniendo en el proceso electoral, aseguró la mañana de ayer Luis Miguel Barbosa,...

Candidatos sufren amenazas, golpes y hasta secuestros durante las campañas

Desde amenazas de muerte, agresiones físicas, robo de vehículos y hasta secuestros, se han suscitado en contra de candidatos...

Por el 10 de mayo aumentaron hasta en 100 por ciento ventas en restaurantes de Tehuacán

Tehuacán. El festejo del Día de la Madre representó un aliento para los restauranteros de esta ciudad, ya que...

Primero fueron investigadores hongkoneses quienes dieron la voz de alerta. Luego, al día siguiente, llegaron dos confirmaciones desde Bélgica y Holanda.

Los tres casos coincidían con reportes de reinfecciones de personas que ya habían padecido la Covid–19. El temor de muchos especialistas se habría materializado: es posible volver a enfermar, con las consecuencias para la salud de los pacientes que pudiera significar esa posibilidad de recaer.

Desde el inicio de la pandemia ocasionada por el SARS–CoV–2, una de las principales interrogantes tenía que ver con la inmunidad que podría producirse una vez que se superara la enfermedad. Al ser un virus nuevo, evidentemente nada se sabía sobre las secuelas.

- Anuncio -

Ahora se confirma uno de los posibles escenarios que anticiparon investigadores y autoridades: la inmunidad podría durar muy poco, quizás apenas unos cuantos meses. Y esa es una pésima noticia.

En el caso de Hong Kong, se trataba de un hombre de 33 años, residente de esa ciudad, que se había contagiado dos veces en un lapso de cuatro meses y medio.

Un comunicado del Departamento de Microbiología de la Universidad de Hong Kong confirmaba la situación: “Este caso muestra que es posible reinfectarse sólo unos meses después de haberse curado de una primera infección”.

Hasta ahora la principal esperanza está puesta en la obtención de una vacuna que permita la inmunización de los inoculados. Sin embargo, si se presenta un alto índice de mutabilidad, como ocurre con los virus de la influenza, cuya vacuna tiene que reformularse cada temporada para asegurar una adecuada efectividad, deberá seguirse un camino idéntico.

El estudio de la Universidad de Hong Kong refiere que “el análisis genético mostró que las dos infecciones sucesivas fueron causadas por dos cepas diferentes del virus SARS–CoV–2, por lo que se trata de un ‘portador persistente’”.

La Universidad de Hong Kong insiste en que “podría ser muy difícil eliminar el Covid–19, puesto que el virus puede circular entre la población y reinfectar a la gente”.

Ese es el mismo planteamiento que este martes vertió el director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía, quien explicó que “una persona que se contagió y enfermó de Covid–19, mientras se encuentre en un ambiente, región o localidad epidémica en donde el virus todavía está circulando de manera comunitaria, si se expone a otra persona que está enferma, puede contagiarse; es decir, yo ya me enfermé hace un mes, hace dos meses; me recuperé, pero si continúo en una localidad donde todavía hay una gran cantidad de casos, y estoy cerca de una persona que me tose o me estornuda, efectivamente el virus vuelve a mis vías respiratorias”.

El proceso de desconfinamiento en España y Francia ha dado pie a una evidente segunda oleada de infecciones. De casi nada sirvieron las duras medidas que siguieron sus respectivos gobiernos, porque el virus nunca fue erradicado, sólo se disminuyó la tasa de contagios, con la subsecuente reducción de fallecimientos.

Sin embargo, la presión de los actores económicos y de algunos partidos políticos, obligó a las autoridades a acelerar la vuelta a las actividades. Ahora varios gobiernos barajan confinamientos selectivos, con la aplicación extensiva de pruebas PCR para detectar a los portadores y proceder a su aislamiento, con la esperanza de evitar una nueva curva epidémica y, sobre todo, una nueva saturación de sus servicios de atención médica.

Las malas, pésimas noticias que llegan desde Hong Kong, Bélgica y Holanda abonan a la idea de que tendremos que acostumbrarnos a convivir con este nuevo virus, y como recomienda la propia universidad de Hong Kong, decirle a los pacientes que sufrieron Covid–19 que “deben tener presente que pueden infectarse de nuevo”. Por lo tanto, deben llevar mascarilla (cubrebocas), respetar el distanciamiento físico y lavarse las manos.

Estas dos últimas recomendaciones, el distanciamiento físico y el lavado de manos, se han relajado en las últimas semanas, ante la insistencia de llevar cubrebocas, que en la inmensa mayoría de los casos no tienen grado quirúrgico.

Además, la mayor parte de las personas utiliza los cubrebocas de manera errónea, lo que sumado a la falta de distanciamiento físico y del lavado de manos, pueden agravar la ya de por sí delicada situación.

- Anuncio -

Ultimas

00:01:12

De mediana a alta la afluencia de comensales en restaurantes del Centro Histórico por 10 de mayo

De mediana a alta es la afluencia de comensales en los restaurantes del Centro Histórico para celebrar el 10...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -