Domingo, febrero 25, 2024

Un fideicomiso para transportistas permitiría cumplir con adaptación de unidades para pasajeros con discapacidad: CET

Hugo Salado del Razo, representante de la Coordinadora Estatal del Transporte (CET), replanteó la necesidad de crear un fideicomiso con respaldo del gobierno del estado, a fin de adaptar los vehículos de pasajeros para personas con discapacidad y adultas mayores, así como para realizar convenios con las armadoras de automóviles.


Agregó que países como Estados Unidos, Alemania y Francia ya tienen este tipo de unidades, las cuales están debidamente adaptadas para brindar un mejor servicio a la población usuaria que enfrenta alguna limitación física.

“Nosotros no nos podemos comparar con las naciones y ciudades de primer mundo porque apenas vamos avanzando y queremos ingresar en este modelo, pero no por eso nos vamos a rezagar, al contrario; sin embargo, representa invertir muchísimo dinero”, indicó.

Por ello -dijo-, es que se ha insistido en la creación de un fideicomiso, para que a través de este se pueda comprar y adaptar el parque vehicular, así como para tener una aseguradora propia y adquirir refacciones de manera directa con las armadoras, “sin tener que pasar por las agencias porque el producto se encarece”.

- Advertisement -

Resaltó que uno de los pasos que se ha dado hacia adelante, es el de la vigencia de hasta 10 años en la antigüedad de los vehículos del servicio público de pasajeros, pues un tiempo mayor a este ya no está permitido por la ley en el estado; comparativamente, en otras entidades, como Oaxaca, “todavía vemos camionetas estaquitas con sillas de madera y techos de lona, o sea, en estas condiciones se transporta a las personas”.

En contraste, en Tlaxcala se cuenta con un parque vehicular diferente de marca Nissan o Toyota, “lo que nos conviene a los transportistas porque así el usuario cuenta con una mayor seguridad y tiene la opción de elegir al mejor servicio”, abundó.

“La modernización de las unidades ha sido a través de nuestro esfuerzo porque no ha habido participación del gobierno estatal, actualmente solo una nos cuesta entre 650 mil y 700 mil pesos de contado, pero cuando no hay capacidad económica suficiente se recurre al crédito, por lo que el costo se eleva a más de un millón de pesos”, mencionó.

- Advertisement -

“Ojalá -remarcó- pudiéramos recuperar todo lo que en un momento se ha invertido en pago del seguro, el cual vale más de cinco mil pesos, pero multiplicado por cinco mil 400 transportistas estamos hablando de 27 millones de pesos, y si el gobierno pone el doble (54 millones) eso nos serviría de colchón para hacer convenios con las armadoras”.

La idea -subrayó- es mostrar que se tiene capacidad para pagar; además, actualmente la cartera de transportistas “es sana” porque la mayoría de unidades se han saldado, aun cuando la pandemia de Covid-19 “afectó un poco y se tuvieron que devolver algunas”.

Afirmó que la mayoría tiene la posibilidad de solventar ese tipo de créditos, pero le serviría de mucho contar con respaldo gubernamental. Mientras tanto, requirió a la ciudadanía tener paciencia, “porque estamos en un proceso de evolución y de recuperación después de los efectos de la pandemia”.


- Anuncio -

Más noticias

Temas

Relacionadas

Últimas